Historia del vibrador

Navegando he encontrado esto: Año 653, los médicos recomiendan lo siguiente para tratar la histeria: “… Consideramos necesario pedir a una comadrona su intervención, masajeando la zona genital con un dedo usando aceite de lirios o similares. De esta manera, la mujer afligida se encontrará excitada hasta el paroxismo… especialmente en el caso de las viudas, mujeres que viven en castidad, y religiosas… Es menos recomendable en caso de mujeres muy jóvenes o casadas, para las que es mejor remedio tener relaciones con sus maridos.” Durante la época victoriana, en los primeros años del siglo XX, cuando no se consideraba a las mujeres seres sexuales y se creía que los desordenes psiquiátricos femeninos provenían del útero, los médicos proporcionaban en sus consultorios masajes en la vulva con un vibrador, para "curar la histeria". Los aparatos se anunciaron hasta los años veinte, incluso en los catálogos de Sears, dirigidos a los atribulados maridos.

El vibrador es un complemento utilizado desde finales del siglo XIX principalmente por mujeres para saciar su apetito sexual o procurarse placer.

El primer vibrador lo inventó el médico británico Joseph Mortimer Granville> en la década de 1880, que patentó un aparato electromecánico con forma peneana como herramienta terapéutica para masajear la pelvis de manera fácil e higiénica, con la intención de quitarse el problema que se les vino encima con la epidemia de histeria femenina existente en esos años, previamente, su tratamiento era acariciar a la paciente hasta hacer que alcanzaran el orgasmo, siendo bastante efectivo durante milenios.

Se fueron haciendo populares y aceptados en general sin ningún efecto negativo sexual, se vendían como artículos de masaje anti estresante, existiendo anuncios en revistas y catálogos, haciéndose distintas versiones. Datos por años 1870: Un vibrador de aire se encuentra disponible para spas y médicos, pero tiende a perder efecto antes de que el tratamiento esté completo. 1872: Un físico estadounidense patenta el “Manipulador” – un aparato vibrador para dar masajes que funciona a vapor. Advierte que el tratamiento debe ser supervisado para evitar un sobreuso. Década de 1880: Un físico inglés inventa el vibrador electromagnético para su uso como instrumento médico. 1900: Otros físicos siguen produciendo ingenios cuya finalidad es servir como vibradores. Varios artículos y libros de texto sobre la técnica de masaje vibratorio alaban la versatilidad de estas máquinas para tratar casi todas las enfermedades en ambos sexos y ahorrar a médicos tiempo y trabajo. Estos vibradores reducían el tiempo que se tardaba en “llegar ahí” de una hora a unos 10 minutos. 1905: Se ponen a la venta modelos portátiles, lo que permite su uso en domicilios privados. 1900-1920: Hay anuncios de vibradores en Home Needlework Journal como ayuda para la relajación con la que “todos los placeres de la juventud vibrarán dentro de ti”. 1918: Catálogos de Sears y la compañía de bienes eléctricos Roebuck & Co. anuncia un aparato vibrador que se puede acoplar a un motor doméstico. Década de 1920: En películas de adultos se empiezan a emplear vibradores. Se observa que para obtener un orgasmo no es necesaria la penetración. Una vez asociado el concepto de “excitación hasta el paroxismo” con el erotismo, acaba la era del vibrador como instrumento médico. Década de 1960: El vibrador vuelve y es lanzado al mercado como un aparato de uso sexual abiertamente. Década de 1970: Autoridades médicas siguen asegurando a los hombres que una mujer que no llega al orgasmo durante el coito tiene algún tipo de problema físico o psicológico. Década de 1990: Investigaciones muestran que más de la mitad de las mujeres, posiblemente más del 70%, no llegan al orgasmo sólo con la penetración. Fuentes: http://www.bupipedream.com/042503/release/r3.htm http://blogdesexo.org/2006/07/15/historia-del-vibrador/ http://www.obsexiones.com http://www.aburridos.info

Gina

View posts by Gina
Gina Tost fue precursora del vídeo online en el Internet, antes de la invención de YouTube. Periodista con amplia experiencia especializada en tecnología, videojuegos, economía mobile y startups. Ha trabajado para cadenas de televisión, emisoras de radio, periódicos y webs de todo el mundo, incluyendo España, Latinoamérica, Estados Unidos o Japón entre otros. Autora de “Vida Extra” – Ed. Columna (Català) y Ed. Grijalbo (Español), un libro sobre historia y diseño de videojuegos. Actualmente Gina es considerada TOP 100 European Founders por The Hundert Magazine por haver fundado la empresa Geenapp.

21 Comments

  1. "M"
    17 julio 2006

    Asiq ue los viberadores tienen un uso medico uh… No m lo hubiera imaginado nunca, i pensar que tener uno hoy en dia esta mal considerado.. pobres actrices porno que solo buscan curr su histeria i su mensaje se difunde incorrectamente 😀

    un peto!

  2. Yeyo
    17 julio 2006

    O.O !WTF!

    estoy pescando… o.O

  3. Xabi
    17 julio 2006

    Joe, te ha faltado por contar lo más interesante; de que tipo es el que tienes te has comprado?!

    Umm… tanto interes por los vibradores tiene que tener alguna causa oculta… jeje.

  4. SoKoM
    17 julio 2006

    Cuanta información sobre el tema.

    Interesante 😉

  5. zendal
    17 julio 2006

    Ala, ala, ¡¡ recurrir al sexo en el primer artículo para cubir las vacas de Javi Moya es ir sobre seguro !!, je, je 😉

    Pues hace poco, he leído, escuchado, etc… que en Paris se ha puesto de moda, que algunas tiendas mu pijas, que venden bolsos, ropa y demás, han abierto una sección en sus tiendas para artículos sexuales, tipo vibradores y esas cosas… ¡y que por lo visto tienen mucho éxito!.

    Venga, ¡a disfrutar!…

  6. TripoSo
    17 julio 2006

    “m” esta masl visto tener vibrador..? Q amigas mas mentirosillas tienes jejeje

    Saludos 😉

  7. ToNee
    17 julio 2006

    Kien kiere 1 de eso teniendo mano?? mi mano, mi mejor amante…nunca me miente, nunca me abandona y siempre tiene ganas si yo tengo ganas.

  8. Ruben
    17 julio 2006

    Yo se lo digo a mi mujer … “no te alteres, mejor ve y tómate un vibrador…”

  9. Javi Moya
    18 julio 2006

    mmm.. gina.. te veo muy interesada en los vibradores ! :-p

    “posiblemente más del 70%, no llegan al orgasmo sólo con la penetración”
    pero no es problema de ellas ! es del hombre que tienen al lado ! xD

    jeje…

    hasta los 70 la mayoría de las tias no sabían que tenian que tocarse el clitoris ! que triste !!!
    algo bueno trajeron las hippies ! 🙂

  10. Atina
    18 julio 2006

    Interesante… con fines terapéuticos y se anunciaban al lado de la batidora no? jejeje como cambian las cosas..

  11. maps
    18 julio 2006

    Y depués dicen que internet solo sirve para ver guarradas….. con la de cosas que se aprenden.

    Gracias Gina, empezaré a ver los consoladores de otra manera….. instrumentos médicos… que fuerte…

  12. DAi Monster
    18 julio 2006

    Gina te falta decir que la histeria hoy en día no esta considerada como una enfermedad por que la histeria no existe. Por lo demás bien muy interesante…

  13. MiDecadencia
    18 julio 2006

    Usos medicos o_0

    Curiosa la recomendación de no usar en exceso 😀

    Jonathan

  14. Apolo
    19 julio 2006

    JEJE Para curar la histeria, si claro. Eso es que estaban mas cachondas que un chimpance viendo “Gorilas en la niebla” JAJAJA.
    Y la recomendacion de no usarlo de forma abusiva… jeje si, despues de probarlo como si lo pudieran dejar tan facilmente.

    El otro dia una amiga me enseño el suyo…(OJO!! SOLO ME LO ENSEÑO). Es peculiar el aparatito dichoso y segun ella.. se disfruta muchisimo :D:D

    Tanta informacion no sera por un gran interes personal, no G?? jeje Venga tonta, admitelo. Que en realidad NO esta mal visto.

    Un beso:P

  15. Mr. Grey
    20 julio 2006

    Pues yo entiendo que sea un buen método terapeutico.. pero normalmente los avances se hacen para mejorar no ara empeorar. Así que yo me quedo con el método “natural” que usaban los ginecólogos antes de inventar el aparatito 😉

  16. Enfermeradenoche
    28 mayo 2007

    Me siguen encantando tus lunes, Gina 🙂

    No quiero imaginarme qué debe ser montarse en una máquina de éstas (ouch!). Apolo: no está mal visto, ni que tú ni que nosotras nos hagamos pajas. Hablé del mío hace poco aqui

  17. marlon giraldo (chico9192@hotmail.com)
    10 noviembre 2007

    nunca pense que este instrumento utilizado para la masturbacion femenina tuviera un antepasado en la medicina………………….

    ¡creo que esto es solo una excusa para que las mujeres tengan uno para “desaparecer el estres….”!

  18. miu miu 財布 激安
    8 agosto 2013

    miu miu 店

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top