Manifiesto de las consumistas

lanvin

Nosotras, el pilar angular del capitalismo, hemos decidido hacer un manifiesto para que otras puedan ver los síntomas que presentan y representan a esta sociedad, y así tranquilizarse al ver que hay otras como ellas.

Las consumistas consumimos. Parece redundante, pero es el punto más importante de todo y lo que nos diferencia del resto.

No importa el qué, sino el cuanto, y este cuanto siempre es mucho. Aunque para nosotras sea suficiente (nunca poco ni mucho).

Sabemos que hay una crisis que ni la política económica del PSOE (recientemente reelegido) va a solucionar. Los sueldos son una miseria y nos quejamos sin hacer nada. Pero ante semejante desesperación compramos.

A mi, personalmente, me animan los bolsos y los vestidos. Los zapatos también, pero tengo que estar muy muy muy deprimida.

Cada mes, rigurosamente nos gastamos un dineral en revistas de moda. Alguna vez, ante tanta crisis, nos las pasamos entre amigas, y no nos importa leer la de Agosto 2003 si se encuentra algo interesante en estampados. Las hay más de Vogue, otras de Telva, y otras de Elle.

La frase “El saber no ocupa lugar” es mentira. Tenemos el baño, comedor, cocina y habitaciones llenas de revistas.

Algunas incluso entramos en las tiendas de chinos para ver si hay algún utensilio de cocina, calzador o lo que sea que nos pueda venir bien para… no se… El diluvio universal, por ejemplo, por si nos pilla desprevenidas.

Las consumistas gastamos muchas energías en memorizar toda la colección de Balenciaga, Pucci, Gucci y el que se nos presente. No basta tenerlo impreso, lo necesitamos en la mente por si vemos algún clon en Zara o Blanco. De pagar 500 euros o 30 hay un trecho, y las consumistas no somos tontas.

Rezamos al Santo del “quiero y no puedo“.

Por cierto, el vestido del dibujo es de Lanvin, y lo he puesto en naranja porque es el color de esta temporada en vestidos de coctel. Es el que lleva Martina Klein en el anuncio de “Celebrities” de la Sexta.

AUDIO: The Blues Brothers – Minnie the Moocher

24 comentarios en “Manifiesto de las consumistas”

  1. alguien me podria explicar cual es la obsesion de la mujer con la vestimenta o el maquillaje?????
    yo no soy de agarrar lo primero que veo, elijo un poco, pero me cambio en 3 minutos y listo, como puede ser que tenga que esperar a mi novia por media hora para que se pinte y todo eso??? es logico eso??? a que se debe tanta produccion??? yo le dije que ponga lo que se ponga siempre me va a gustar, pero ella dice que igual tiene que estar mas linda, es de familia esta obsesion o hay un cromosoma en la especie mujer especialmente para eso???

    la verdad que no entiendo

    no estoy siendo machista ni nada, yo amo las mujeres, solo es algo que nunca voy a poder entender

    P.D.: “si como lo mueves, lo bates, que rico chocolate” (si no entendes esta frase, no tenes perdon de Dios)

  2. jajaja… si es que estas fatal!!! jajaja

    No se a que venia esto pero… no creo que tu seas TAN consumista, solo habría que verte en un distribuidor o mayorista, y comprobar si es cierto eso que dices de que compras TANTO:P jejeje.
    Solo te pido una cosa… NO digas cuantos pares de zapatos tienes… ni el numero jajaja.

    Un besazo!!!

  3. yo no soy consumista, aporto casi nada a la economia, pero a tu economia si me encargo de aportar. desde que aprendi como funcionan los anuncios google, me encargo fielmente de hacerles click a cada uno de ellos que salen en tu pagina, aunque a veces no comente. va por ti Gina!

  4. je ya somos me encanta la ropa deportiva!! jiji tengo tenis de todas las marcas y siempre prometo no comprar mas pero SIEMPRE APARECE ALGO Q NECESITA SER COMPRADO!!!! es una MALDICION!!!!! 😛

  5. Pues yo tengo que hacer terribles esfuerzos para no ser arrastrado por el consumismo! Recuerdo cuando los geeks no existíamos para el mercado, y tener cacharros electrónicos no implicaba tener cacharritos superexclusivos y de diseño, sino pura tecnología sin otro objetivo. Creo que voy a postear! xD

  6. Un dia nos decaramos consumistas en clase, haciendo un trabajo sobre eso, y casi nos matan, aunque al final convencimos a media clase de que el consumismo no es malo…es tu amigo xD

  7. Esa obsesión consumista, que nos entra cuando estamos deprimidos, no sólo les pasa a las mujeres, también a los hombres. Sólo que a nosotros no nos da por la ropa. A mí por ejemplo, cuando siento que la vida me putea me compro algún cacharro, ya sean unos altavoces, una funda para el MacBook, unos auriculares para el iPod, o cualquier “cosa” tecnológica que se me cruce por delante.

    Y esto no sólo me pasa a mí, tengo algunos amigos que también lo hacen.

  8. Hola ginatonic!!!
    Me ha encantado tu bloc. Ui, me parece que me haré adicta, espero ser bienvenida. Me ha gustado este Manifiesto. Tenia que haber mas manifiestos de estos, hombreeee!!!! con lo que ayudamos al capitalismo. Estoy con MartaS que a veces cuando hablas de consumismo y que te gusta comprar la gente te mira mal. Hipocritas, lo que pasa es que nosotras lo decimos. Ui, me ha animado mucho tu post. Te seguiré leyendo!!!!

  9. diossss… no sabes hasta qué punto me he sentido identificada! No hay nada peor que ser consumista y más pobre que una rata :'(

  10. SI!!!!COnsumismo al poderrrrr!!!A mi ultimamente me ha dado por las gafas de Sol,…Me gustan todas TO-DAS!!y eso que tengo unas buenas DKNY…pero es entrar en alguna tienda y verlas todas ahi,…tan ordenaditas….mmm….Me puede!!

  11. A mi lo que me gusta es eso de
    “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”

    Vamos, es lo que digo cuando me miro al espejo…

  12. Una cosa es reconocer que se es consumista (porque todos lo somos en cierta medida, nadie vive solo en una cabaña comiendo lo que cultiva) y otra cosa es enorgullecerse de ello. ¿Para cuando un manifiesto conformista? Por lo menos has tenido la decencia de quitar aquel banner que tenías de “existen demasiados conflictos en el mundo” antes de jactarte de lo mucho que te gusta comprar bolsos de Gucci.
    P.D. Considero que Celebrities es la mayor bajada de pantalones de una cadena que se cansó de prometer que nunca incluiría programas de corazón en su programación. Ah, nunca digas de esta agua no beberé. No recuerdo quien dijo aquello de que si en este país los periodistas sometieran a los pilíticos, jueces, fiscales y altos cargos al mismo acoso que a toreros y folklóricas, viviríamos en el país más próspero y menos corrupto del mundo, pero tenía más razón que un santo.

  13. Con este manifiesto me queda claro que no tienen ni la menor idea de la situación precaria en que se encuentra nuestro planeta por la contaminación ambiental consecuencia de semejante comportamiento irracional.

    Si hubiera leído algo parecido hace unos 10 años me hubiese sorprendido mucho. Ya no, creo que he comprendido la evolución de la sociedad de consumo y estoy convencido de que las mujeres a la hora de comprar no piensan por si mismas, es decir sólo son víctimas de la agresiva publicidad y complejos sociales que les imponen desde que son niñas con el objetivo de prepararlas para el consumismo.

    Puedo entender la presión social a la cual es sometida una mujer diariamente por las herramientas de dominación del capitalismo y la religión, incluso por sus mismas congéneres, sin embargo no deberían resignarse a estar endeudadas toda la vida sólo por satisfacer o cumplir, conscientes o no, con un triste papel dentro de la sociedad de consumo. Mi opinión es que deberían rebelarse contra ello y decir: ¡Ya basta! no seremos más objetos sexuales, ni tontas útiles para la gran maquinaria de cosméticos, perfumes, calzados, carteras, etc.

    Porque en definitiva, es sólo un fetichismo. Las marcas de fábrica son una fantasía creadas por la industria que le interesa vender y monopolizar el producto. Así pondrá el precio que sea y lo hará “exclusivo”. En protesta tomen una cartera Gucci y se la dan a un perro en la calle para que la destroce, sentirán una gran liberación y alivio. Y yo, de verdad, me reiría mucho con eso.

    Sólo ustedes, las mujeres, pueden revertir esta situación, porque son las que consumen más y orientan a las nuevas generaciones, es decir sus hijas e hijos.

    PD: Es importante no confundir ‘consumo’ de ‘consumismo’. El primero se refiere a la adquisición de bienes y servicios necesarios para la supervivencia: vestido, calzado, comida, agua. Consumismo es un comportamiento patológico que induce a comprar compulsivamente guiado por medio de la publicidad agresiva.

  14. hola, me acabo de topar con tu blog, me parecio genial para las seguidoras de la moda, las verdaderas comujeres consumistas no somos tontas. me encanto porque sabemos que temporada somos verano primavera, etc, sabemos que tipo de cuerpo somos y que nos va mejor, sabemos que estilo definido somos romatica, elegante, seductor, etc. y no nos andamos por las ramas comprando a lo loco solo por bonito o porque este de moda, cuando en realidad no te hace ningun favor la prenda. yo consumo y demasiado pero se donde y hasta cuanto gastar, me hacabo de comprar 2 sueters de temporada a 25 pesos cada uno nuevos en una venta de garage, eso es una compra mega inteligente cuando en sears te sale en 350 pesos. yo la verdad siempre me visto genial, pero todo por menos de 200 pesos, imaginense.
    cuidense

Deja un comentario