Conducir con él

caminos carretera

Si conducir con mi madre ya era duro, imaginaos como es conducir con mi padre.

El otro día, hice el favor a mi padre de llevarlo del punto A al punto B, unos 15 Km, para que no tuviese que coger el tren, y así ahorrarse mojarse con la lluvia. Me resultó una tarea más ardua de lo que esperaba.

Conducir con mi madre solo comporta que ella grite dos cosas:

    – Vas muy rápido (en medio de un descampado de arena sin nadie a 30 metros a la redonda)
    – Vas muy lenta y entorpeces la circulación (cuando voy a 80 por la autopista y por el carril derecho)

Me resulta difícil coger el termino medio a mi madre, pero al final he visto que una buena mordaza y la amenaza de volver andando, siempre funciona.

Con mi padre es diferente:

    – A cada cruce, me dice que no he mirado lo suficiente
    – A cada cruce, me repite que voy demasiado lenta
    – A cada cruce, me grita que tengo que hacerlo en segunda marcha

Luego, lo amenacé con lo mismo que a mi madre (mordaza y andar), y se calló. Si lo hubiese sabido antes, mis regalos de Reyes hubiesen sido diferentes.

Ahora en serio, por suerte estuvo calladito el resto del viaje, mientras lo devolvía a su casa de Barcelona, porque entre lo nerviosa que me pongo por ir a 80, controlar el coche, la lluvia,… encima tener a una cotorra haciendo una valoración exhaustiva (como si luego tuviese que plasmarlo en un Power Point) de mi arte conductivo, no ayuda mucho.

Espero que ahora esté leyendo este post, y recuerde lo pesado que se puso su padre o su madre (mis abuelos paternos) cuando se sacó el carnet y conducía.

¡¡¿¿A que jode??!!

AUDIO: Melocos (con Natalia de la Quinta Estación) – Cuando me vaya

Gina

View posts by Gina
Gina Tost fue precursora del vídeo online en el Internet, antes de la invención de YouTube. Periodista con amplia experiencia especializada en tecnología, videojuegos, economía mobile y startups. Ha trabajado para cadenas de televisión, emisoras de radio, periódicos y webs de todo el mundo, incluyendo España, Latinoamérica, Estados Unidos o Japón entre otros. Autora de “Vida Extra” – Ed. Columna (Català) y Ed. Grijalbo (Español), un libro sobre historia y diseño de videojuegos. Actualmente Gina es considerada TOP 100 European Founders por The Hundert Magazine por haver fundado la empresa Geenapp.

18 Comments

  1. Magenta
    mayo 05, 2008

    T’entenc perfectament,Gina…A mi em passa el mateix i ja fa 7 anys que tinc el carnet.la meva mare que si vaig massa depresa,que m’acoste massa a la vorera i mon pare que si tinc un stop,que tinc que mirar quan creue…en fí una tortura.Un dia em va dir la meva mare<. La teva cosina quan va per una curva desacelera i despres quan la passa acelera.La meva cara va ser de sorpresa…Qui es pensa que soc Carlos Sainz?En fí,paciencia i una canya que això no es res per al que te que vindre!

  2. Marta S
    mayo 05, 2008

    Los padres de copiloto son lo peorcito de lo peorcito…A mi padre hasta hace no mucho se le iba la mano a la palanca de cambios…¬¬ Que poca confianza, que poca confianza…Las madres son mas inofensivas, aunque les fastidia igualmente cuando les corriges algo teorico sobre las normas de trafico…jajajjaaja

    @Señor Padre de Gina: Confíe en ella, es una chica prudente y responsable, si me amenazase con amordazarme…a mi me daria miedo xD

  3. Pesk
    mayo 05, 2008

    Yo la primera vez que coji el coche lo hice con mi madre de copiloto, y me dejo conducir a mi manera, sin decirme nada. Bueno, al final si que me dijo, no conduces mal pero mi coche no te lo dejo xD.

  4. por_TUTATIX
    mayo 05, 2008

    y qué camino cogiste: a, b o c? 😀

    Ponte una pegatina como los taxistas: “Normas del ginauto: no criticar, sólo sonreir” jajaja

    Paciencia! 🙂

  5. Apolo
    mayo 05, 2008

    Jeje eso nos ha pasado a todos… a mi por supuesto también. Sobre todo durante el primer mes aproximadamente, pero después mi padre, poco a poco, aprendió a callar y ahora no suele decir nada. Mi madre sin embargo alguna vez si se le escapa… FRENA QUE VAS MUY DEPRISA. Aunque hay que reconocer que a veces tiene razón… pero no se lo digas ;).

    Cuando mi hermana se saco el carnet me decía que conducir conmigo daba gusto, que su novio y nuestro padre no dejaban de “darle consejos” que decían ellos o “tocar los cojones” que decía ella… pero eso ya paso también.

    Tranquila conforme mas conduzcas y mas relajada vayas TU al volante mas tranquilos estarán ellos también. Paciencia y practica 😉

    Besos conductora.

    Pd: Habré que ver como conduces… que tal un video??jeje

  6. mary
    mayo 05, 2008

    jajaja,ya lo dice el viejo dicho,palos porq bogas,y palos porq no bogas.

  7. ana
    mayo 05, 2008

    tu señor padre lee el blog? uops! : Hola!! 🙂

    y tú, paciencia!

    un besito Ginis!

  8. Gina
    mayo 05, 2008

    @ana, supongo… de vez en cuando… 😛

    @mary, y el doicho tambien dice que un padre es un padre… aunque estes al volante.

    @apolo, pero es que lo tuyo es verdad!! Eres el poli con más peligro que conozco!!!

    @por_tutatix, necesito una pegata mejor: “No por mucho criticar se aprende más deprisa” 😛

    @pesk, pero a mi el coche si que me lo deja, jajajaja!!

    @marta s, eso tambien se lo hacia a amigos mios: Les cogia el freno de mano por si acaso… xDDD SOy malaaa!!

    @magenta, dona, jo aixo si que ho faig… i canviar de marxa abans de la curva també 😛

  9. Canoro
    mayo 05, 2008

    Primero que nada, bienvenida de regreso Gina, espero te la hayas pasado muy bien (aparte de lo de el viaje con tu padre)
    los padres siempre seran los padres, siempre tendran el instinto de intentar corregir a los hijos, solo que algunos se niegan a admitir que sus hijos han crecido.

  10. surfiky
    mayo 05, 2008

    Ahora imagina ir desde el punto A al punto B por el camino B y con la música de benny hill… a que parece mas divertido 😛

    Creo que lo que hoy comentas lo hemos vivido todos al sacarnos el carnet es ley de vida, o ley de padres 😀

  11. NaTaLiA
    mayo 05, 2008

    Jajajaja, mi padre era igual, pero cuando conducia con el antes de sacarme el carnet, despues como despacio, nunca he ido, nunca le ha dado tiempo a quejarse…jajajaja, lo de mi madre ya es caso perdido, yo lo q hago para no oirla es subir la radio….. pruebalo….funciona…jajajaja

  12. Marta S
    mayo 05, 2008

    xDDD que malvada! no tienes piedad!

  13. Blanca
    mayo 05, 2008

    Tienes razón en todo ¿serán-seremos iguales todas las madres y los padres?

  14. pitote
    mayo 05, 2008

    Jejejje te entiendo. Conducir con mi madre es como conducir con un sargento de la guardia civil al lado que te va cantando cada señalización que te vas cruzando y analizandote al detalle para indicarte lo que has hecho mal

  15. Sílvia
    mayo 05, 2008

    Pero tan nerviosa te pones cuando te dicen cosas? Yo es que aun no lo he experimentado, gracias adios pero bueno. Espero que no me den mucho la tabarra cuando me llegue el momento.
    Ahora entiendo un poco a mi madre ahora cuando le decimos cosas.

    También podrías poner en la pegatina: “Dime que criticas y te diré de que careces”.

    Un beso!!

  16. Raül
    mayo 05, 2008

    Está claro que eso es una constante entonces, mi padre es igual incluso una vez que se me caló el coche me tiró del freno de mano y al arrancar no me di cuenta y iba arrastrando la trasera del coche, vamos la apoteosis,

  17. Leito
    mayo 07, 2008

    Hay que acostumbrarse a los padres… No se hasta cuando…

  18. nesesitoseso
    mayo 14, 2008

    Es q la gente conduce muy mal, realmente si eres novata debes ir por la derecha a 80, el problema es q como naide hace eso, si lo haces tú pues si estorbas, pero vamos q se jodan q teoricamente lo estas haciendo bien. Aunq puede pasar q te pare la poli y te multe por estorbar… Lo he visto eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top