El post imposible: El iglú

Normalmente escribo los posts sentada en mi habitación tranquilamente, con vasito de agua, mientras dibujo o edito vídeo. Sabéis que además los vídeos los acostumbro a grabar en casa con la máxima tranquilidad y nadie a mi lado. En este post hago una excepción enorme (y con mucho gusto).

La gente de Waskman me llamó para invitarme a dormir una noche en un Hotel Iglú en los Pirineos y pasar un frío del carajo gracias al Post Imposible. La verdad es que no me lo pensé dos veces, y es que así seguro que conseguía material para el blog y una experiéncia única.

Este post está escrito desde el Dell inspiron Mini y el “pincho” para conectarse a internet por 3G de Vodafone. Aunque claro, ni de coña salía una imagen potable para el vídeo, ya os lo digo yo. Y es que en un sitio dónde no hay ni un puñetero enchufe (salí con el Dell cargado de casa y por suerte tiene una batería de unas 5 horas) es difícil que haya una toma de luz que sirva para grabar. ¡Las luces del pasillo eran leds de Navidad!

Pero ya se sabe, a falta de luz y electricidad se pueden hacer otras cosas muy interesantes que no requieren de esta energía. Muy romántico, hay hasta una suite con baño propio, relieves con animales en las paredes y un saco de dormir para dos. Perdidos en medio de ninguna parte (baja tu la montaña porque te has olvidado el queso rallado…) no hay excusa para no desconectar y respirar un aire helado limpio.

Primero nos subieron a un grupo de unas 20 personas en quitanieves hasta más de 2000 metros, nos dieron vino caliente, nos calzaron unas raquetas de nieve y empezó la aventura. Una excursión por la montaña nevada de nieve virgen. La verdad es que en bajada se parece a patinar sobre hielo, pero mucho más blandito si te caes. Todo esto en una absoluta oscuridad, ya que por muchas estrellas que viéramos en el cielo, no eran suficientes para todo ese espacio natural.

Al volver de la excusion ya nos tenían preparada la cena: Fondue de queso y chocolate de postre. Y antes que pasaran esas dos horas de rigor que nos exigen las madres, ya teníamos puesto el bañador listos para entrar en el jacuzzi al aire libre.

Imaginaos: Un jacuzzi hirviendo, con sus burbujitas, su vapor,… ¡en el aire libre! Veíamos las estrellas mientras nos relajábamos. Teníamos el cuerpo caliente, y la cabeza fría.

El único problema fueron esos 6 metros que separaban el agua hirviendo de nuestras toallas secas, pues estas no podían estar en el exterior o se hubiésen helado (y ponerse una toalla mojada y helada no es lo más agradable del mundo).

Quiero agradecer la experiencia a todas esas personas que están detrás del Post Imposible por que ha sido inolvidable.

AUDIO: Kylie Minogue – Chocolate

27 comentarios en “El post imposible: El iglú”

  1. Para que luego digan de los suecos y su hotel de hielo! 😛
    Hay que ver como te lo montas, tú te quejarás de los seis metros de frío camino pero qué más quisiéramos el resto de mortales que poder disfrutar de ese jacuzzi con estrellas!

  2. Seré muy escatológica…pero tengo curiosidad por saber como es el baño. ¿El hotel tiene web?
    Qué bien te lo montas chica…que envidia das.
    Un Saludo.

  3. Tu tenías envidia del mío y ahora reconozco que yo tengo mucha envidia del tuyoooo!!!!!

    Mola un montón el Iglú ese…pero vamos lo que dices de estrellas…jacuzzi a 40 grados…menuda triunfada también!!

    Ahora para cuando podamos toca intercambiar experiencias! jaja xD

    Un besito Gina

  4. Ahora sólo faltan los datos del Hotel y sus precios… a ver que precios por jugar con cubitos… :p

    Te he visto alegre, pero me imagino tu cara al no encontrar un enchufe!!! 🙂

    Besos y esas cosas G.

  5. Qué fuerte!!! Qué envidia!!! Yo que soy animal de montaña (la playa me gusta sólo durante un par de horas), me pirro por esas actividades. Bueno, quizás me acerque un día por los Pirineos y tal vez pruebe (bueno, depende de los dichosos €!!). Sigue dándonos alternativas para el ocio!

    Por cierto, revisando antiguos posts me encontré THE ULTIMATE WIDGET. Genial, ya lo tengo instalado, GRACIAS!

  6. Estás hecha una aventurera!!!

    No me das envidia, sin embargo. Me alegro que lo pasaras bien, pero no voy a ser huésped de ese hotel. Tantos contrastes entre frío y calor, entre jacuzzi y fondue calentita… No sé, no me atrae…

  7. tecnología punta!! me ha gustado mucho este post. ha sido muy original :D.
    un saludo gina.
    P.D. ah! se me olvidaba comentar, que te ví en la portada de “Gaceta Universitaria” (GU para los amigos) de la semana pasada 😛
    iRoN

  8. Na! si eso comparado con Paris es Na 😉
    Hay que ver la buena cara que tienes, si va ser verdad eso de que el frio conserva el cutis! xDDD
    Te estas convirtiendo en una verdadera esquimal! Ya te veo de reportera al Polo Norte!

    xD

  9. Menuda envidia de haber vivido esa pedazo de experiencia.
    Yo creo que si me hubieran invitado hubiera dicho que no, por que el diciembre pasado fui a Viena y casi me muero de frío jajaja.

  10. @frosythe, no hacía tanto frío, o por lo menos no lo parecía.

    @toni, jajajaja… Yo en parís morí, pero aquí no era para tanto, lo juro.

    @todd, jejejeje… que no hace taaanto fríooo!!

    @pikinb, veis? Eso con París no es nada! Espeo que lo del cutís sea cierto, porque tengo una de acné… brrrr…

    @tritio, si, tengo una cópia en casa 😀 Gracias por avisar!

    @kimi, si, es apasionante 🙂

    @janton, en serio, que no es para taaantooo… Y la fondue riquíssima!

    @zonzo, la verdad es que dormir así no es barato, pero si que es una experiencia que no olvidas, la verdad 🙂

    @escribano, que va!! No duele, duermes calentito en esos sacos de dormir!

    @dardo, si, como una enana que soy, jajaja.

    @JL Colmena, pues si, la verdad es que entre enchufes y baño… la cosa tiene delito…

    @morayma, la verdad es que no está adaptado para minusvalidos, eso es verdad. Puedes enviar un mail para que el año que viene lo adapten (lo construyen de 0 cada año).

    @agustin, tienes que probarlo…. 🙂

    @bartman, el miki submarinista gana porque el tío está en bañador y yo voy tapada como una monja… pillín… 😛

    @miki, a mi el tuyo me encanta, pero mi favorito es ese que se bañó con delfines… aixxx…

    @marta s, no esperaba menos de ti, jajajaja. Pero en serio, no hace tanto frío… de verdad.

    @lolamento, pues el baño era eso. Lo que te imaginas… brrr…

    @kwak, la verdad es que no lo cambio. Me sentí como un SIMS en su jakuzzi.

  11. quita quita, menudo frio debe hacer ahi, con lo que me gusta el calorcito…

    y lo que se van a forrar es vendiendo pilas para las linternas 😀

  12. Uis… ya llego tarde a comentar por millonésima vez… sig…

    Bueno, da igual: ¡qué me has dado una envidía tremeeendaaaa!. Parece una de esas experiencias vitales para no olvidar. Aunque también me has dado un frío “que pa qué”. ¿De verdad que se puede dormir sobre el hielo sin amanecer azul tal cual Pitufo (o Pitufina en tu caso)?… 🙂

  13. Pareces una “Gina-Dragón” con tanto humo…
    Lo de la jacuzzi tenia solución, simplemente que al acabar alguien te lleve amablemente las toallas (puede que no faltasen candidatos o candidatas) jajaja

Deja un comentario