Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Ah, la fiebre. Ánimo. Y no te disculpes, no es necesario. Cuando uno está enfermo, no tiene que dar explicaciones. Ya nos dirás si te tomaste la napolitana.

  2. Si es que de un croassant tan rico no puede salir nada bueno… 😉

    ¡Cuidate mucho, sofá y mantita! 🙂

  3. Cuidate mucho, descansa y que te mejores pronto. En estos casos, 9 de cada 10 médicos recomiendan un tratamiento continuado de croissants recién hechos por la mañana, de esos que nos contaste 😉