Mejorar tu sonrisa, sin que nadie lo note

sonrisa animo

“¿Tu ves algo? ¡Yo tampoco!”

Para mi esto está siendo Invisalign. Pero os cuento un poco más detalladamente que es este método de ortodoncia, en qué consiste, y qué se consigue. Hace un tiempo yo tampoco tenía ni idea y me hubiese gustado que me hubiesen informado. Ya sabéis, por eso que dicen que Internet es el mejor consejero.

Para empezar:

Invisalign es una técnica de ortodoncia moderna para ajustar los dientes. Como los típicos aparatos de toda la vida, los brackets rarunos que nos daba vergüenza enseñar, pero sin que se noten, y lo más importante, sin que hagan daño en las encías ya que es un plastiquito fino, sin puntas ni nada.

Este método aun no es muy conocido en nuestro país, porque hace poco tiempo que lo han importado de Estados Unidos, y como es casi invisible, no se nota nada. Nadie nota nada si no se lo dices.

El aparato alineador Invisalign está hecho de policarbonato, un material parecido al plástico, muy suave, confortable, fino, y transparente. Por lo tanto, casi invisible.

¿Y cómo funciona?

Primero, en el dentista, te hacen un molde con tus dientes (la típica pasta rosa que huele a chicle, pero en azul y más blandito), luego crean una simulación en 3D del movimiento que harán tus dientes a lo largo de las semanas, y te mandan los alineadores o férulas que deberás ir cambiándote cada 15 días. Cada férula es un poco diferente a tus dientes, por lo que a cada cambio estás más cerca de los dientes perfectos.

En algunos casos deben colocar una cosa llamada “ataches“, que son unas piezas del mismo color que tu diente para que el invisalign pueda hacer fuerza. No se ve nada y se puede pedir que lo pongan atrás y no en los primeros dientes que se ven. Para colocar los “ataches” hacen un proceso bastante molesto ya que te tienen con la boca abierta mucho rato para pegarlos todos. En mi caso llevo 10 (4 arriba y 6 abajo).

Durante las dos semanas (esos 15 días de los que hablaba) que llevas los aparatos. Debes llevarlos día y noche, unas 22 horas por día: vamos, todo el rato, descontando cuando comes y te lavas los dientes. ¡Así que toca comer rápido! Esto permite un desplazamiento de los dientes progresivo hasta la posición final deseada. Al final, si los llevas 20-21 horas es suficiente, pero eso si: Toca portar-se bien por una vez en la vida y ser responsable. Si no el tratamiento no funciona y te va a doler más cuando te los cambies al cabo de esos 15 días.

La durada del tratamiento, pues, depende de la complejidad de tus problemas dentales, pero la media está entre los 12 y los 36 meses, como todo tratamiento de ortodoncia. Pero los resultados son… ¡espectaculares!

En Propdental me trataron genial (después de que me sacaran las muelas del juicio sin dolor ni post-operatorio no podría ir a ningún otro dentista), y me explicaron el proceso miles de veces hasta que estuve segura. Entonces abrí un blog donde he hablado de todo el proceso (atención a algunas fotos, jejeje).

¿Ventajas?

Una de sus mayores ventajas de que quién lo lleva es que puede beber y comer sin el aparato durante todo el tratamiento, limpiarse los dientes sin estorbos, y si tienes una cita súper importante… ¡Te los puedes quitar cuando te molesten, o quieras hacerte una foto!

Por ejemplo, para ir de rodaje no me los quito (fijaros en este vídeo o aquí en este primer plano), y no se ve nada. Indicadísimo para aquellos que como yo, nos dedicamos al público y debemos estar impecables. Incluso para saltar de un avión

Además, estos aparatos se pueden poner encima de todo tipo de dientes: naturales o protésicos.

Y ahora me diréis, algún inconveniente tendrá, ¿no?

No sé si es un inconveniente, pero sí es importante saber que si estás pensando en realizar este tratamiento, aportes fuerza de voluntad. Es necesario que seas extremadamente serio a la hora de llevar sus aparatos durante día y noche. Las 22 horas recomendadas al día. Todos los días. Y que cada 15 días te los cambies sin faltar.

Además, 22 horas son muchas horas. Sólo te quedan 2 horas para comer, cenar, desayunar, almorzar… Si tienes una cena que dura una hora… sólo te queda una hora para seguir haciendo el resto de comidas. Lo bueno de esto es que te impide picar entre horas 😉 Pero como he dicho, si algún día los usas 20-21 horas, no es dramático. Más de 5 horas deberías aplazar un día y en vez de camiártelos a los 15 días, hacerlo a los 16.

Pero bueno, también se me han terminado los picnics o las palomitas del cine. ¿Dónde me lavo los dientes luego? 🙁

Y lo importante, ¿Qué me va a costar?

Pues va a depender de cada caso, pero por lo general, su precio no es mucho más elevado que cualquier otro tratamiento de ortodoncia estética. Yo no se de precios, y no voy a cobrar una comisión pero puedes preguntarle a mi dentista en Barcelona, Propdental, que seguro que te informan mejor que yo, jejeje.

Si tenéis cualquier duda, no dudéis en poner un comentario, dejar un tweet o un mensaje en facebook.

AUDIO:
Psy – Gentleman.YouTube

Share:

Discussions — 7 Responses

  • Antonio G. 17 abril 2013 on 17:35

    Solo por dar un aporte, el Policarbonato no es un material parecido al plástico, es un plástico en sí. Un tipo de polímero, vamos, lo que vulgarmente todos llamamos plástico 😉
    Se usa en cosas tan variopintas como las gafas de sol o los cds

    Estoy contigo en que es una alternativa fantástica y totalmente estética para corregir los defectos dentales, mucho ánimo!!

  • Jorge 18 abril 2013 on 13:19

    Yo que no vivo en Barcelona supongo que tendré que mandarles una foto. La verdad es que tengo un par de dientes abajo que…

  • implantes dentales 24 abril 2013 on 15:05

    Lei este articulo y me encantaria sugerirte algunas cosas pero no se
    sea idóneo por este comentario. No son cosas negativas o quejas,
    de hecho son consejos que podria proveer en el pagina web y creo que
    te ayudarian mucho, lo digo como un humilde lector.

  • Brandi Hurst 28 abril 2013 on 12:28

    El dolor de las ligas es alrededor de 3 o 4 días y sino hasta que te las quiten, pero cuando te pongan los brakets sera un poco mas la molestia porque serán la mayoría de los dientes a tratar, pero así es este tratamiento, entonces solo te queda echarle ganas y no quejarte tanto porque las molestias son solo por unos días.

  • Emily Y. Short 3 mayo 2013 on 08:21

    Hola, Me llamo Belén y trabajo para una clínica dental. He leído tu mensaje y me gustaría comentarte que si lo que buscas es hacerte un blanqueamiento dental en casa, pero con resultados profesionales, puedes ir a un odontólogo especialista en estética dental y que te formule un tratamiento que puedas llevarte a casa.Estos blanqueadores actúan de forma progresiva desde el primer momento de aplicación (1 ó 2 horas de aplicación en casa). Se utilizan durante unas 3 ó 4 semanas, dependiendo de cada caso, todos los días. Los resultados son profesionales, y el odontólogo te va haciendo el seguimiento. Si quieres saber más sobre estos tratamientos, te recomiendo este post: http://bit.ly/blanqueamiento_ferulasEspero que esta información haya servido de ayuda. Saluos, Belén.

  • http://losmejoresnegociosrentables.blogspot.com/ 4 mayo 2013 on 06:33

    Buenas ideas las que publicas amigo, me gustaron
    mucho.Pienso que intentare lanzar mi propio emprendimiento gracias a tus consejos.
    Saludos desde El Salvador

  • Ashlee M. Odom 15 diciembre 2013 on 07:35

    No tendría que doler. Pero a veces los dientes con tratamientos de conducto dan una molestia al morder. Hablalo con tu dentista.