Hasta los cojones de tanta mierda

Hasta los cojones

¿Qué cojones tiene que pasar para que la ciudadanía diga basta?

¿A qué extremo hay que llegar para que se haga justícia? Ya no digo que lo metan en la silla eléctrica, con una condena sería suficiente. Una sola puta sentencia incriminatoria.

Si total, ya se habrá gastado el dinero de la gente en un entrenador de paddel de puta madre. O en un nutricionista que no tiene culpa de nada, más que hacer su trabajo.

A mi no me importa que la gente se haga rica. A mi lo que me jode de verdad es que se hagan ricos a costa de aplastar a los de abajo y abusar del que no tiene derechos, sólo deberes.

¿Qué puta mierda de sociedad es esta?

Soy fan de los que saben mover su dinero, pero odio los que los que conocen el sistema abusen de sus agujeros para lucrarse estafando a un montón de gente sin sus conocimientos.

Si tienen que sodomizarnos a base de bien durante años, como mínimo que no sea tan evidente.

Estamos criando a imbéciles y listillos elitistas. Gente que no tiene claras sus prioridades más allá de aferrarse a la silla mientras el barco de hunde. Y no sólo me refiero a los políticos o la iglesia, también me refiero a esos que en principio luchan por los derechos de los trabajadores.

Esta es la lista de los 83 banqueros imputados, por si alguien quiere echarle un ojo.

Y no. Yo no quiero ser Infanta, no quiero un trato a favor para nadie, quiero que a todos, independientemente de nuestro nivel de estudios o de ingresos, se nos hagan juicios justos.

(lo siento, es leer las notícias por la mañana y ponerme enferma)

Gina

View posts by Gina
Gina Tost fue precursora del vídeo online en el Internet, antes de la invención de YouTube. Periodista con amplia experiencia especializada en tecnología, videojuegos, economía mobile y startups. Ha trabajado para cadenas de televisión, emisoras de radio, periódicos y webs de todo el mundo, incluyendo España, Latinoamérica, Estados Unidos o Japón entre otros. Autora de “Vida Extra” – Ed. Columna (Català) y Ed. Grijalbo (Español), un libro sobre historia y diseño de videojuegos. Actualmente Gina es considerada TOP 100 European Founders por The Hundert Magazine por haver fundado la empresa Geenapp.

5 Comments

  1. No pienso decirle mi nombre a una máquina
    junio 21, 2013

    Pasa que te desahogas en un blog, en el bar, en casa, y cuando sales a la calle ya estás lacio. Y cuando te cargas, te desahogas en el blog, en el bar, en casa… y vuelta a empezar. Teniendo en cuenta que la sociedad española esperó a que Franco muriera (tenía que caer antes o después!) en lugar de echarlo creo que te puedes hacer una idea de lo que espera a España: nada.

  2. pedrin
    junio 21, 2013

    Gina hace tiempo que no entraba en tu blog, mas bien por falta de tiempo que por otra cosa, siempre me ha encantado leerte por aquí , mas que por el FB , pero hoy me alegro haberte leído y te felicito por tu post ! Creo como tu que esto tiene que cambiar y en que solo seamos una gotita de agua en este océano , creo que debemos pedirle explicaciones a quien esta en el poder de ahora y de antes, nosotros tendremos deberes pero también tenemos derecho a exigir explicaciones de lo que ellos hacen, que para eso les hemos votado! Gracias por tu post!

  3. Enrique
    junio 24, 2013

    Hola Gina. Hace mucho tiempo que te leo, pero en los últimos meses no he entrado a mirar en tu blog. Hoy me encuentro con este texto tan combativo. Tienes mucha razón. ¿Por que no despertamos? ¿Que podemos hacer?
    Hay mucha gente moviéndose, trabajando para conseguir algún cambio. Y algo se ha conseguido, pero falta la participación de la mayoria de los ciudadanos. A veces uno se siente derrotado, pero hay que seguir peleando. El gran cambio se conseguirá cuando cada uno de nosotros vaya cambiando en nuestro entorno. Es dificil pero SI SE PUEDE. JUNTOS PODEMOS.
    Me ha gustado mucho lo que has escrito.

  4. sr.diox
    junio 27, 2013

    Si calientas agua en una olla hasta que hierva y a continuación introduces en su interior una rana, ésta saltará bruscamente hacia fuera huyendo de la insoportable y ardiente sensación. Sin embargo, si introduces dicha rana en la olla antes de comenzar a calentar el agua, el animal se acostumbrará poco a poco al cambio de temperatura sin notar grandes cambios. Antes de que se de cuenta, la rana morirá hervida sin reaccionar.

    Nosotros somos esa rana, nos han ido haciendo cambios tan pequeños que no nos damos cuenta lo que nos estan haciendo hasta que sea tarde

    🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top