La oficina de La Caixa

money

He sido de La Caixa toda la vida. Desde que nací me abrieron una libreta del Súper3 (el club de niños que más mola del mundo) y no he parado.

La oficina de delante de mi casa me ha visto crecer, aunque no ha visto crecer mucho mis ahorros. NORMAL. Soy esa generación que vivirá un poco peor que sus padres, pero que resiste a base de currar como nadie.

Cuando me fui a vivir a Madrid me buscaron un notario en pleno mes de agosto para que en 24 horas tuviera el aval que necesitaba para mudarme de piso. Ese es sólo un pequeño ejemplo.

Siempre me han tratado bien… Hasta que me cambié de piso y de oficina.

Cuando me mudé al piso en el que estoy ahora, mi oficina en la que sacaba dinero del cajero o canjeaba los Puntos Estrella era la que tenía delante de casa.

Al principio todo bien: La directora de la oficina me prometió no cobrarme comisiones, me prometió no cobrarme las tarjetas de crédito… me prometió, casi casi, amor eterno. Pero no fue así.

Al cabo de unos meses empezaron a cobrarme comisiones absurdas, a cobrarme por las tarjetas de crédito y a ponerme problemas con cosas tontas como recoger unas sartenes que había comprado con los Puntos Estrella que conseguía con mis tarjetas de crédito. Cosas muy tontas pero que me ponían de muy mala leche.

Un ejemplo es el día en el que iba con prisas y muy cargada con el casco de la moto, el ordenador, bolsas, guantes, el bolso, el móvil… y me hizo firmar un papel tonto. Como la firma no salió perfecta (obvio) me dijo que tenía que repetirla y que (cito) “se parezca a la del DNI, no ese muñón que me has hecho”. SEÑORA, ¿¿no ve que no tengo manos con las que agarrar el boli y el papel??

La directora de esa oficina se encargó de cambiar su sonrisa por una cruzada contra mi buen humor.

Terminé sacando el dinero de esa oficina y cerrando la cuenta. BYE BYE.

Aun guardo una pequeña cuenta en La Caixa, pero todo lo hago en la otra oficina, donde el trato es otro, pero no es lo mismo. Esa señora se ha encargado de arruinarme la experiencia y cuando entro ahí siempre voy con pies de plomo. Como si fuera una víctima con un síndrome post-traumático.

Se que La Caixa es un banco caro, se que pueden mejorar en muchas cosas, pero el trato era inmejorable y es algo que pocos bancos pueden competir. Pero esa señora se encargó de que odiara a la empresa. Ella sola se ha cargado más de 20 años de antigüedad de un cliente a base de ir a por mi para cumplir objetivos.

¿Y a vosotros también os pasan estas cosas? ¿Os sentís números? 🙁

Share:

Discussions — 23 Responses

  • riverworld 7 Enero 2015 on 18:38

    Gina!
    A mi em va passar el mateix que tu, finalment vaig decidir de canviar de companyia bancaria. Son uns lladres

  • Jorge 7 Enero 2015 on 18:39

    Por lo que a mí respecta, trato de ir lo menos posible. A actualizar las libretas y poco más. Se nota que han reducido personal y las colas son más largas, también para las mesas.

  • JP 7 Enero 2015 on 18:40

    Yo resistiré en “la caixa” hasta que deje de ser ‘Joven’ y me empiecen a cobrar comisiones. ¿En que banco estás ahora?

  • Marc 7 Enero 2015 on 19:17

    Muy buen post, Gina. Me alegro que seas atrevida y pongas nombre y apellidos a entidades incompetentes. Mi experiencia me ha llevado a gestionar mis cuentas via online; trato inexistente, con lo que te ahorras cruzadas y digustos varios con el personal; comisiones cero; respuesta immediata…

  • Joakim 7 Enero 2015 on 19:21

    Yo ahora soy de ING y Feliz! Pero si, yo de pequeño jugaba a ser cajero y diseñé para mi familia una libreta, naturalmente con el logo de “laCaixa” en la portada, ellos (mi familia) me ingresaban pesetas (1, 2, 5… no más) y yo así me distraía contando y intentando generarles intereses para que confiaran en mi gestión 🙂

  • Beauseant 7 Enero 2015 on 19:26

    Aquí otra persona operando siempre desde internet y todo mucho mejor.

    Los bancos ya no nos necesitan, los tipos de interés están bajos y a ellos les sobra el dinero para financiarse. Sólo les salimos rentables si tenemos mucho dinero o si nos sangran con comisiones… En unos años nos cobrará n por tener el dinero guardado, ya lo verás..

  • Alberto 7 Enero 2015 on 19:29

    A mí me pasó algo parecido en La Caixa y también me prometieron “la vida. Justamente, como a tí, me empezaron a cobrar 12 € por un lado, otros 8€ de una tarjeta por la que no iban a cobrar.

    Todo mentira. Pillé la poca pasta que había y hasta luegor.

    Ahora soy un outsider sin cuentas ni tarjetas que utiliza la cuenta de su novia para todo…

    Cambia outsider por “caradurer”xD

  • JoanGX 7 Enero 2015 on 19:54

    Yo estoy en Catalunya Caixa y, bueno, en general no puedo quejarme. Incluso, como a ti, prometieron no cobrarme comisiones ni mantenimiento aunque, eso si, siempre a cambio de un buen plazo fijo.
    Por eso me he planteado varias veces pasarme a ING, pero el hecho de no tener una oficina cerca me impide dar el paso, ya que eso de no tener oficina física a la que ir me echa para atrás.

  • Equis 7 Enero 2015 on 20:30

    He trabajado en La Caixa y no te digo lo que le importan sus clientes…sólo eres un número y como trabajador un conseguidor de nóminas/seguros y demás productos financieros.

    Por cierto ya ni es una caja de ahorros, es un banco, así que no te extrañe!!!

    Deberíamos darnos todos de baja y mandar a pastar a las oficinas.

  • Jordi 7 Enero 2015 on 22:29

    No a mi, pero si a mi hermana le pasó lo mismo que a ti, también Caixa. Siempre tratada la mar de bien, por aquella oficina de toda la vida. La vida la llevo a otro barrio, lógico era ir a la entidad mas cercana y empezaron los mismos “problemas” que a ti. La vida la volvió de nuevo al barrio de toda la vida y al volver a la misma oficina, todo volvió a lo habitual.
    Cuando la empresa es muy muy grande, cada sucursal se vuelve en una tienda de barrio, y los hay amables y gente con ganas de perder clientes.

  • Carlos 8 Enero 2015 on 07:52

    Yo negocie mis condiciones diciendo que ningún cliente tenía más dinero que yo en ese banco, porque yo tenía el 100% y que el color naranja me quedaba estupendamente.

  • Sylv3r83 8 Enero 2015 on 11:16

    Yo fui con mi novia para abrir una libreta cuando ella estaba en paro y por gracia del señor que estaba en esa oficina nos exigían que se sacara un seguro de vida…
    Como no nos convenció la treta fuimos a la oficina que estaba un poco más lejos y le abrieron la libreta sin seguro ni nada. Con lo que acto seguido yo cambié mi cuenta también a esa oficina solo por el trata absurdo de la otra oficina.

  • juanma 8 Enero 2015 on 12:13

    Dado que nos tratan como números decidí hace ya 7 años cambiar a ING Direct. Desde ese día las comisiones, los cobros por pérdida de tarjeta de credito, y demás moléstias se trasformaron en dinero en positivos por mis recibos, cajeros 4B por todos lados y facilidades. Por cosas de pisos ahora tambien tengo una cuenta en BBVA debido a una hipoteca, pero desde el primer día estoy anelando el momento en el que la pueda trasladar también a ING. No soy comercial, pero realmente la satisfacción en máxima. Espero haber ayudado! Saludos!

  • Carles 8 Enero 2015 on 20:39

    A mi me pasó algo parecido, pero sin moverme de casa. La constructora de mi abuelo, mi padre y mis tíos tenía sus cuentas en una oficina de La Caixa. Cuando crecimos mis hermanos y yo, nos hicieron también del super3, la libreta estrella y todo igual. Cuando me fui de casa fui a parar a unos 10min de casa de mis padres, y ya me quede en la misma oficina por el trato amable y cercano de siempre. Hoy en día, esa empresa ya no existe y mi padre se ha jubilado hace poco. Han cambiado el presidente de la oficina. Y lo mismo, pegas por todo, comisiones por todo, papeleo para todo. Total, otro que se sumo a la banca online..

  • Alex 9 Enero 2015 on 13:03

    Yo llevo toda la vida siendo de La Caixa, , mas o menos el mismo caso (el Super 3, el Carnet Jove, etc. cosas que cuando eres niño o joven pues están genial)

    Ahora recién cumplidos los 26 he empezado a ver su lado oscuro… Ya no soy joven, vamos a destrozarte a comisiones por todo. TODO.

    Ya no soy joven, supongo que tendré que replantearme ir a un banco de “adultos”

  • maría 9 Enero 2015 on 19:50

    Todo lo contrario. Mi banco es muy pequeñito y solo tiene dos sedes (una en Madrid y otra en Barcelona) y el trato es exquisito. Cuando he tenido cuenta en otros bancos era un desastre todo: desde las comisiones por respirar hasta el trato de lo más impersonal. Ánimo, Gina-Tost! 😀

  • jordiv 12 Enero 2015 on 17:03

    Yo era de la caixa, tuve mi libreta del super3, carnet jove,… como casi todo el mundo que conozco.
    He pasado por 2 o 3 cajas, y acabé cayendo en el BSabadell. Sé que su trato y he visto comportamientos un poco raros, nunca demostrados de gente que habla mal.
    Yo no tengo oficina, hablo con personas con nombre y apellido con su twitter cuando necesito cualquier cosa. CUALQUIER cosa 🙂
    Es la primera vez que tengo un trato humano en un banco y algo feo tendría que pasar para que me largara de su entidad.

  • La oficina de La Caixa 12 Enero 2015 on 21:01

    […] La oficina de La Caixa […]

  • sr.diox 14 Enero 2015 on 10:33

    A mi me ha pasado con ibercaja y su fusion con la cai (basicamente me estan echando a base de comisiones y problemas)
    🙁

  • Jose Luis Colmena - @Vesfoto 19 Enero 2015 on 11:01

    Creo que a mime tienen fichado como “el quejica”, me quejo absolutamente por todo lo que a mi criterio hacen mal.

    Atienden mal, tardan mucho, te ponen mala cara… Te quitan el DNI y lo copian sin permiso. Es más, una vez que ingresé 150 € e mi cuenta, la señora cajera lo copió sin decirme nada, le pido explicaciones y me dice que e obligatorio cuando pasa de 100 € el ingreso. Obligatorio según ellos, porque según Ley NO.

    No sabes la que les lié tirando de Leyes de Protección de Datos y demás, llamé al 112, 091 y 092, se presentó la Nacional… ¿al final? El Director tuvo que pedir disculpas, la gente aplaudía mi “venganza” y acabaron con una Denuncia.

    Extremista? llamadme lo que queráis. Pero NADIE tiene derecho a copiar tu DNI sin tu permiso y mucho menos por ingresar dinero.

    Otro día, ingresé 1.500 € por el cajero automático y éste me lo devolvió porque se atoró o algo así, la cosa es que me devolvió 1.400 €. ¿Se ha quedado la comisión? La Oficina cerrada, era sábado por la tarde. Llamo al 900 ese que tiene y me dicen que llame a un 902, eso es, de pago. Llamo y me dicen que vuelva el Lunes. ¿Perdón? que el cajero tiene 100 € míos!!!
    Les dije “Estoy en tal sitio y les doy 30 minutos para solucionarlo o llamaré al 112 y os aseguro que los bomberos harán que me devuelvan mi dinero. A los 25 minutos se personaba el Director en chanclas y cabreado, a los 10 minutos me decía que estaba el dinero a salvo, dentro del cajero, que para el Lunes. Saco el móvil y llamo a los Bomberos. Se acojona, me pone verde (el Director), me insulta y acabo llamando a la Nacional.

    Me costó casi tres horas, pero a mi me dieron los 100 € ese mismo día.

    La Caixa en Sevilla es la única que más problemas está dando.

    Sigo con ellos y cambian de acera cuando me ven. Lo siento por sus carreras, pero el dinero es mío.

    BYEC, G.

  • Jose 27 Febrero 2015 on 11:00

    Me parece muy peligroso por parte de un banco así, el descuidar la calidad de los recursos humanos . Yo también los odio por el mismo motivo.

  • LoiX 16 Marzo 2015 on 10:31

    Yo desde que decidí dejar de lado La Caixa y pasarme a ING, cada vez que leo o escucho algún tema parecido al tuyo esbozo una ligera sonrisa de satisfacción personal.

    Posiblemente ING no sea el banco perfecto y diste mucho de serlo, pero me ofrece todo lo que necesito, no me cobran absolutamente NADA, y aunque es una miseria, cada mes entre lo que me devuelven de las facturas y lo poquito que dan con los intereses me puedo tomar unas cervezas.

    Lo mejor ha sido que han extendido su colaboración de los cajeros 4B a cualquier cajero, así que ya poco más les puedo pedir

  • David 16 Marzo 2015 on 11:01

    A mí me paso algo parecido y al mismo tiempo diferente. Llevaba muchos años con una cuenta en la ya extinta Caja España. Casi toda la operativa la hacía por Internet, su atención telefónica era muy buena y la sucursal que tenía junto a mi casa tenia una atención correcta.

    Un día decidí cerrar la cuenta y pasarlo todo a ING ya que las comisiones en Caja España empezaban a ser abusivas. Fuí a cerrar la cuenta a la sucursal y claro, la directora me preguntó el motivo. Mi respuesta se refirió a las comisiones leoninas. A partir de ahí, lo típico, que si te quitamos las comisiones, que si te bonificamos los recibos, en fin, toda una andanada de regalos y prevendas. No sé a vosotros pero a mí me quema bastante llevar años en una empresa como cliente y solo recibir tratos interesantes cuando ven que un buen cliente se te va. Si tan importante soy para ti ¿por qué no me lo has ofrecido antes? Además todo ello con un tono que poco menos me decía que era tonto por no haberla llamado antes y pedirle que me quitase las comisiones. Decir que yo era lo que se dice buen cliente ya que tenía con ellos un préstamo de la moto, acciones, depósitos a plazo y la nómina.

    Esto me ocurrió también con Vodafone cuando después de 15 años decidí irme. Más de lo mismo. Con Ono, la lista puede no acabar. ¿De verdad funciona esta estrategia comercial?

    Hoy día tengo mi propia empresa e intento que mis clientes fieles se beneficien de todas las nuevas promociones que ofrezco. Está bien conseguir nuevos clientes pero más importante aún es mantener los que ya tienes.