GINA (Genetic Information Non-Discrimination Act)

genetica del pelo

Recuerdo hace unos días, cuando hice el vídeo de 23andme cuando muchos dijeron que eso podría ir en mi contra. Bueno, he firmado un contrato con ellos (todo el mundo que escupe en el tubito tiene que firmarlo) que dice que no hay manera de relacionar a la persona física con la muestra. En el laboratorio sólo soy un número.

Y a parte de esa cláusula de protección de datos, y tal, un lector me mandó un enlace a la revista Wired en el que se habla de eso mismo: La Discriminación Genética.

Es una ley que lleva 10 años dando tumbos sin ser aprobada, y que ahora, por primera vez ha pasado ya todas las fronteras hasta llegar al despacho del Sr. Bush para que le dé una ojeada y la firme de una vez.

A esta ley la han llamado GINA. ¿Curioso, eh?

«After a very long wait, Americans can now be confident that their genetic information cannot be used by health insurers or employers in harmful or hurtful ways»

A ver si en Europa nos aplicamos el cuento, y esta información queda confidencial y fuera del alcance de aseguradoras, empresas, y enemigos. No por nada, pero teniendo en cuenta como funciona todo, es mejor prevenir que curar. No me gustaría tener que sentarme en la parte trasera del autobús porque me va a salir un bulto en el pecho o porque soy propensa a sufrir el codo del tenista. Ustedes ya me entienden.

  • Sr. ZP, sé que no nos caemos muy bien por su posado despistado en los temas que realmente importan a la sociedad, pero esta ley quedaría muy bonita allí, junto a las otras. Y no creo que cueste mucho llamar a la ministra de Ciencia e Innovación (Cristima Garmendia) para hablar sobre el tema tomando un café, ahí, en la Moncloa. Puede que ahora mismo esta ley le resulte ridícula, teniendo en cuenta que estamos ahí descifrando genomas aún, pero nunca se sabe lo rápido que puede avanzar esto, y lo lenta que es la justicia en este sentido.

    Ah! Y por pedir que no quede. Aumentar las inversiones de I+D+i para que nuestros científicos e ingenieros no tengan que irse a Suecia a trabajar para IKEA o a Alemania. Ya no somos competitivos en el textil, tenemos un problema con las inmobiliarias,… podríamos ayudar a ese sector, ¿no? Ya de paso, la ciencia avanza y es un bien común mundial. Pero ya sabe usted, que yo no entiendo mucho de eso porque hice la ESO y el tema del mileurismo me queda lejos aún.

  • AUDIO: Kyle Minogue – In My Arms

    23 and me (me que soy yo)

    Des de Bloguzz me mandan una cosa superchula que seguro que Enrique quiere y que en este momento me tiene envidia, jeje. Y creo que no es el único.

    ¡Chincha chincha!

    23andme, es una empresa que se dedica a hacer estudios genéticos y que dirige la mujer de Sergey Brin (uno de los dos fundadores de Google). Mola saber que a parte de nuestros datos y gustos, en Google tienen nuestro ADN. A malas podrán clonarnos para hacer un ejército de liberación tecnológica. Yo aún lo espero.

    Mis resultados, como comprenderéis, van a ser confidenciales y no voy a publicarlos, aunque sin haber recibido los resultados os puedo avanzar algunas cosas:

    • No tengo ninguna enfermedad de transmisión sexual.
    • Se me pone la nariz roja con el frío, cuando lloro o cuando estoy borrachina.
    • Tengo los pies tan pequeños…, cosa que se podría considerarse una enfermedad. Uso un 35.

    Con esto tendréis bastante para vuestra curiosidad… cómo mínimo hasta dentro de 2 meses.

    En el vídeo explico paso por paso como se hace y lo fácil que resulta. Ellos mismos te pagan todo el envío de vuelta de tus babas y todo lo que necesitas. Un encanto estos doctores genéticos, que además descubren cosas súper interesantes de ti mismo que no sabias. Seguro.

    AUDIO: Interpol – Evil