Probando el Chromecast

google chromecast

Aprovechando que mi amigo Javi se iba de vacaciones una semana Miami me preguntó: «¿Quieres que te traiga algo?», y después de pensar mil millones de cosas, le pedí un Chromecast.

¿Qué es un Chromecast?
Es un dispositivo parecido a un pincho USB, fabricado por Google, que permite el streaming multimedia y cuesta unos 35$. A efectos prácticos es un punto de acceso WiFi con conexión USB o HDMI que se enchufa a la tele y se coordina con nuestro teléfono o tableta o nuestro ordenador a través del navegador Chrome.

Básicamente, el Chromecast permite ver en el televisor algunos contenidos de nuestros dispositivos. Es sólo un enlace entre nuestro televisor y nuestro ordenador, tabletas, synologys o móviles.

¿Cómo funciona?
La sincronización es simple. La primera vez que lo conectas simplemente debes configurarle el WiFi que tu quieras, y a partir de ahí depende del dispositivo que quieras conectar.

Por ejemplo, si queremos conectar nuestro ordenador, de momento podremos hacerlo gracias a una extensión del Google Chrome llamada Cast, que puedes bajar aquí. Cuando queramos conectar nuestro navegador, tendremos que pinchar en el botón «Cast» que se nos creará en Chrome y automáticamente veremos la pestaña de nuestro navegador en nuestro televisor. Esto quiere decir que en teoría podremos ver nuestras fotos que tengamos en Flickr o Instagram. O podremos arrastrar un vídeo local a una nueva pestaña y reproducirlo. Todo lo que podamos reproducir en Chrome debería estar soportado.

Si queremos conectar nuestro dispositivo móvil (tabletas o smartphones con Android o iOS. No hay soporte para Windows Phone) deberemos bajar la aplicación de Chromecast en cada uno de nuestros gadgets.

¿Que aplicaciones son compatibles?
Al principio sólo las aplicaciones de Google (Chrome, YouTube, Google Music y similares) eran compatibles. Además, en Estados Unidos tenían Netflix y Hulu también compatibles. Por suerte, Google puso a disposición algunas API’s para que los desarrolladores pudieran generar contenido compatible con Chromecast y, despacito, van apareciendo algunas nuevas aplicaciones.

Como dijo Enrique Dans, ¿Vale la pena hacerse con uno?
Los 35 dólares (unos 27 euros) hacen de él una compra compulsiva, eso es así, pero para los que estén pensando en usarlo para ver las películas que tienen almacenadas en el ordenador, no es el dispositivo más acertado. Pero si no tienes una SmartTV, el Chromecast convierte tu televisor normal en un televisor inteligente de una manera muy fácil y para nada cara.

Es cierto que acaba de salir la aplicación para Plex, pero sólo sirve para los usuarios Premium (yo no lo soy).

También acaba de salir AVIA, que es una aplicación que permite el streaming de cualquier archivo mediante DLNA. Es decir, si tengo un servidor como un Synology o una nube, puedo hacer streaming mediante esta app. Esto es lo que Chromecast estaba esperando, porque permite agrupar todos sus archivos indexados de distintas fuentes (servidores, nubes, etc) desde una misma aplicación, organizados por librerías, con buscador (¡importante para saber dónde guardamos algunos archivos!) y función para reproducirlo todo en la televisión. Además la descarga es gratis, aunque tiene un pago interno in-App de 2.31€ que no es nada caro si tenemos en cuenta todo lo que podemos hacer con él.

Despacio van saliendo aplicaciones compatibles y espero que en breve podamos disfrutar de muchas más cosas, como por ejemplo esta app para jugar al 3 en raya. Esperamos que en un futuro puedan ir saliendo muchas más aplicaciones que saquen el máximo provecho a nuestro Chromecast y se pueda reproducir todo.

AUDIO
He hecho una iCat Tape perfecta para descargar y escuchar donde se quiera. 20 canciones que me ponen de buen humor. Seguro que hay algún grupo que no conocéis.