La comunión más freak

star wars comunion

Señores, las comuniones han cambiado, y lo sé por experiencia propia.

Hemos llegado a la primavera (a pesar de las lluvias) y se nota por las flores, los olores y que cada fin de semana tienes una celebración familiar a la que hay que ir «peti qui peti«.

Hace unos días tuve una de unos primitos muy majetes, que como todo niño que hace la comunión, estaban más por jugar, que por ostias (nunca mejor dicho). En la iglesia fingieron bastante bien y se les veía muy acorde con el lugar, pero luego, en el restaurante todo cambió.

Cuando yo hice la comunión hubo una espada de hierro barroca, unos muñecos vestidos de blanco, anises, pastel de nata con chocolate y yo, durante toda la ceremonia tuve que aguantar vestida en una especie de nata montada de seda que llevaba puesta. Muy mona y de prestado, por cierto.

En el restaurante de la comunión de los primitos aparecieron con la canción de la taberna de Star Wars, y solo los freaks allí congregados empezamos a reír como locos.

La comida fue llevada al comedor con música de la BSO de la doble trilogía de Star Wars. Surrealista, lo juro. Los camareros llevaban antorchas, y los dos niño iban vestidos de Luke Skywalker, haciendo el mono y poniéndose en el papel ese serio, con las manos dentro de las mangas.

¿Donde están esos niños vestidos de marineritos de toda la vida?

Se ve que a los niños, días antes les preguntaron cuál era su peli favorita de Disney y ellos contestaron Star Wars (no sabía que fuese Disney), así que ya tenían la idea para la Comunión Temática 2.0.

En otra vida, si puede ser, me quiero reencarnar en una niña que tenga la comunión con la temática de «Alien, el octavo pasajero«, o «Trainspotting». Por pedir que no quede.

AUDIO: Star Wars – Cantina Band