Cosas que aprendí en mi primer Sant Jordi como escritora

Sant Jordi 2015

Hace poco saqué mi primer libro, Vida Extra. Un libro sobre la parte cultural de los videojuegos que bla, bla bla… Basta. No he venido a hablar de mi libro. Aunque es mi blog (y el libro es genial), he venido a hablar de la experiencia de mi primer Sant Jordi como escritora.

Sant Jordi en Catalunya (el 23 de Abril) es una fecha asombrosa. Las calles se llenan de gente, de puestos que venden rosas, de paradas de libros, de música, de amor… Es una fiesta para celebrar que la gente se quiere y se quiere inteligentemente. Es un día en el que los hombres regalan rosas a las mujeres que aman (novias, esposas, madres, hermanas, amigas, compañeras) y las mujeres regalan libros a los hombres. Aunque en los últimos años he visto que todo el mundo regala libros a todo el mundo porque leer no tiene género (y las rosas tampoco deberían).

Es un día en el que hace calorcito, y paseando ves cosas muy curiosas como estudiantes vendiendo rosas para pagarse los estudios o escritores firmando libros en diferentes librerías (¡incluso iPads y Kindles!). Si te gusta leer, ¿por qué no tener tu libro favorito firmado por el autor? Ese día es bastante fácil conseguir una firma porque las paradas con más colas son la de los escritores mediáticos como Belén Esteban y Mario Vaquerizo. Gente de la que personalmente no me interesa tener un autógrafo ni aunque vengan a la puerta de mi casa, pero como ahora todo el mundo saca libro y quien no tiene uno es alguien NORMAL, pues venga, todos a escribir.

Como sacamos el libro Vida Extra con Oriol Boira con dos editoriales grandes (Penguin Random House con Grijalbo y Grup 62/Planeta con Columna) formábamos parte de ese mundo que hasta entonces no habíamos conocido: ¿Cómo vive un escritor el día de Sant Jordi?

Para empezar no eliges tú dónde vas a ir a firmar. En todo caso es la librería que pide a los autores que vengan. Y ya os digo que no es fácil salir a firmar (más allá de ponerte en una mesita de camping en cualquier esquina): Hay que tener una novedad y además hay que vender. Alguien que tenga una novedad pero que no venda mucho no va a firmar, y alguien que tenga un libro que venda pero que no sea nuevo, tampoco. Los sitios de firma son escasos y ahora cualquiera saca libro (ejem. Hola).

Nos pasaron los 6 sitios a los que debíamos ir a firmar ese día, y luego una agenda de comidas, desayunos, cenas y fiestas a las que estábamos invitados también. No había tiempo para todo y muchas cosas se contraprogramaban. Así que nos organizamos y mientras uno iba a un sitio, otro iba a otro. A otras cosas ya no fuimos porque no había más autores para ir repartiendo en fiestas y festejos.

Ser autor es bastante agotador. Primero tienes que pedir fiesta en tu trabajo habitual porque sino, ¿quién tiene un jueves libre todo el día? Así que es un día «perdido» en el que cuando llegas a casa tienes el trabajo acumulado, y otro es que como no estás acostumbrado a este tipo de vida todo es nuevo, mágico y cansado. Somos como los bebés de los anuncios de pañales que corretean hasta quedar muertos antes de su siesta. Pero sin siesta. Ni pañales. (algunos)

Empezamos a las 9:30 en un hotel céntrico de Barcelona para el tradicional desayuno de autores. Más de 130 escritores, prensa, agentes literarios, y personalidades culturales, en una sala de un hotel en la que apenas se cabía (podéis ver imágenes en este vídeo y fotos de algunos autores).

Pensad que es un mundo en el que normalmente, los que sólo se dedican a escribir es SU DÍA. El día del año en el que están con el público, en el que los medios les hacen caso, en el que son ELLOS y SU TRABAJO. Así que podéis pensar que los duelos de egos también se hacen notar: «Oye, porque BTV no me entrevista si yo he hecho un libro sobre Barcelona», o «¿Quieres hacerme una entrevista?», o «¡A mí, a mí, a mí!» para pedir una foto a un medio escrito.

Por otro lado, en esa sala pequeña es bastante habitual encontrarte con alguien a quién conoces. Con Oriol nos juntamos con Marta Alonso, que ha escrito un libro sobre Instagram, y con Jordi Sellas (que presentaba el programa de Generació Digital conmigo) y que ahora está en el departamento de cultura.

Por ahí también estaba mi querida Araceli Segarra, el amado Ramón Gener, la mediática Anna Todd, la monja culer y molona Sor Lucía, el hombre al que todos los adjetivos se le quedan cortos Boris Izaguirre, y un largo etcétera.

Al final, sacaron una foto de grupo y empezó el maratón.

A las 11:00 en el Fnac del Triangle, donde estuvimos una hora y firmamos bastante. Sobre todo a primera hora, porque la gente que vino después tenía que ir a trabajar. Ahí conocimos a un par de autores, a destacar Guillem Martí, de «Cremeu Barcelona«, que nos estuvo contando su historia personal y cómo escribió el libro.

A mediodía, corriendo hacia la Fábrica Moritz para seguir firmando. ¿Que hace una fábrica de cerveza vendiendo libros? Pues dentro tiene una La Central que vende revistas y libros, y ese día también se unen a la fiesta. Autores más o menos modernitos firmando sin parar durante todo el día. Como nosotros.

Estuvimos con Nina da Lua de I et despertes mentre les papallones filen, que es un encanto de mujer, y además es súper dulce. Y también vi a Susana de Susi Sweet Dress que fue a buscar libros para su hija. Recordad que estrena web donde se puede comprar online y no hace falta esperar a los maravillosos mercadillos de Barcelona y Madrid ;).

A mediodía teníamos dos opciones para comer: Ir a la comida de escritores en otro hotel céntrico de Barcelona o ir a la comida de autores de Penguin Random House. Y como Oriol y yo somos de buen comer, nos fuimos a los dos. Primero al hotel a buscar el vermout, y luego a la otra comida (que encima era buffet).

En la de Penguin Random House estaban los fantásticos y talentosos Enric Pardo, Lyona, Agustina Guerrero y Doctor Estivill, con quienes pudimos charlar un buen rato. ¿Y quién más sabe de vivir? Pues Jose Corbacho y Juan Cruz, que acaban de escribir un libro llamado People From Ibiza.

Al terminar la comida, y subir un rato a la terraza a tomar el sol, tocó irse rápidamente al Fnac de las Arenas donde casi no firmamos nada (4 libros de nada). ¿Y porqué? Pues porque TODO EL MUNDO de ahí estaba esperando a AuronPlay, el Youtuber, que vino acompañado de los guardaespaldas más descomunales que he visto en mi vida. Y he visto muchos. Flipante. Niñas gritando, madre a empujones, chicos haciéndose fotos con su ídolo… el YouTuber no se quitó las gafas de sol ni un momento, y casi ni sonrió. Pero nosotros nos morimos de risa con Francesc Canosa, escritor político y Samuel Molina, Fukuy, otro YouTuber que vino a vernos a NOSOTROS, pero de los que aportan contenido.

Cuando llegó la hora, nos separamos y Oriol se fue al Fnac de la Illa y yo a la Librería Gigamesh (contraprogramación power!), no sin antes yo tirar una moto al suelo intentando sacar la mía. Un caos que por suerte conseguí solventar gracias a la ayuda de unos chicos que pasaban por ahí.

Llegué a Gigamesh 10 minutos tarde y ya estaban haciendo cola! Yo alucinando. No paré de firmar. Bueno, firmé tanto que terminamos Sant Jordi en el número 19. Se pasaron por ahí un montón de conocidos. ¡Hasta mi profe de inglés de primaria vino a que le firmara el libro! Un honor, vamos.

Por la noche teníamos 3 fiestas, pero ¿sabéis qué? Nada. A dormir a casa sin fiesta ni nada. Estaba TAN CANSADA que sólo me apetecía cenar algo rápido y a dormir deprisa porque aunque fui escritora mediática por un día, al día siguiente hay que seguir trabajando porque mi vida va por otro camino, tengo otras cosas y otros proyectos y hay que seguir avanzando.

¿Repetiría? Claro. No sabéis la subida de ego que es que alguien escoja tu libro de una estantería, lo pague voluntariamente y encima se lo lea. Subidón brutal. Es igual de comparable a que alguien lea el blog pero le puedas poner cara y puedas hablar con esa persona. Un honor descomunal.

Ahora bien. Hay que tener los pies sobre la tierra, porque ese día es sólo uno al año y los 364 restantes hay que hacer algo que también te llene. Por suerte tengo un trabajo que me encanta y me apasiona cada día, pero me da un poco de pena pensar en toda esa gente que sólo vive para que llegue ese día para poder llenar su ego y su momento de fama.

AUDIO:
PlayList del Primavera Sound 2015.Spotify

Entradas para Razzmatazz gratis con Visto lo Visto y #MusicaEstrella

¿Quién se apunta a ir este mes de Noviembre a Razzmatazz GRATIS con Valentí Sanjuan y conmigo?

Compartiremos risas, bailes y cerveza para celebrar el cumpleaños de la sala Razzmatazz de Barcelona gracias a Estrella Damm.

Para participar debes compartir este vídeo durante esta semana en Twitter con el Hashtag #MusicaEstrella.

En unos días daremos los ganadores.

¿Nervios?

Trucos y consejos para un buen disfraz de Halloween Low Cost

¿Buscas un disfraz barato para Halloween?

¡Es fácil!

Abre los ARG’s de tu revista del corazón y encuentra eso que buscas en un momento.

Hoy regalo 7 ideas maravillosas para un disfraz de Halloween a la altura de improvisar en el último momento. Si como yo eres un desastre no te olvides de ver el vídeo.

¡AH! Y si puedes, comenta, dale al Like, y comparte el vídeo en tus redes sociales ^____^

¿De qué te vas a disfrazar tú?

Concierto La Mercé con Visto Lo Visto

En Visto lo Visto lo Visto arrancamos un concurso en Twitter con el hashtag #MusicaEstrella. Normalmente regalamos entradas para conciertos, pero durante las fiestas de La Mercé de Barcelona, los conciertos son gratis. Así que regalamos los CD’s firmados de Txarango, Manel y La Troba Kung-Fú, camisetas exclusivas y una caja de cerveza.

¡Ganó Silvia! Ella hizo un tweet con el hashtag #MusicaEstrella y pudo disfrutar del concierto.

Si tu también quieres participar, tienes que estar atento a mi twitter, al hashtag, a Valentí, a Visto lo Visto y a Estrella Damm, que son los que promueven la cultura.

Atentos a Twitter que en breve arrancamos el siguiente concurso para conseguir una entrada doble a otro concierto. ¿Quién se apunta? 😀 Haremos otro vídeo, jeje.

¿Dónde deberíamos ir en octubre de concierto?

Por cierto, podéis ver el primer vídeo que hicimos en el Cruïlla con Vetusta Morla, que está teniendo un éxito brutal, aquí mismo. Y el vídeo del Piknic Electronik, donde disfrutamos con hinchables y triciclos.

¿Cuándo se considera una relación seria?

Relación seria

Vamos a ponernos tiernos. O no. Según se mire.

Hacía mucho tiempo que no hablaba de temas «sentimentales» en el blog, y es que parece que me paso el día hablando de otros y no de mi misma. ¿Dónde quedó mi Diario Personal? Un caos mi vida, ya veis. Creo que desde que os hablé de «El Mercado de la Carne», de lo difícil que es conseguir a un hombre, no había vuelto a hablar de cosas así. Bueno, en realidad el último fue este post en el que hablé de alguien imaginario a quien amaba en secreto.

La cosa ha cambiado. Dos años después de eso me encuentro sumergida en un mundo completamente diferente.

Aunque yo no creía en nadie para toda la vida, puede que haya encontrado a alguien que crea que puede aguantarme mucho tiempo. Mucho más tiempo del que vamos a vivir todos los que estamos leyendo este blog, que conste. Puede que haya encontrado a alguien que no le importe mi modo de vida «bon vivant», de hecho, puede que este alguien sea otro «bon vivant». O puede que mi versión del amor siga siendo la misma, lo que pasa es que con contadas excepciones y con un sentimiento tan racional que la hace anormal.

No hay motes. No hay celos. No hay discusiones. No hay invasiones de territorio absurdas. No hay mentiras y se oculta nada a nadie. No hay prisas ni convenciones sociales extrañas como seguir patrones que hicieron otras parejas simplemente «porque hay que hacerlo». Y lo más importante: No hay dramas.

La vida simple.

Simplemente como a mi me gusta.

Pero entonces, ¿para qué tienes una pareja si lo que te gusta es que las cosas estén siempre a tu ritmo y no dejas «contaminarte» por el otro? Pues porque el amor son dos bicis que van en la misma dirección y no un tándem donde uno obliga al otro a ir donde le apetece. En el momento en el que la dirección de las dos bicis cambia, es el momento de decirse adiós y continuar el camino. Sin dramas, por favor.

Pero ¿en qué momento una relación de dos personas pasa de ser algo ocasional y se convierte algo serio? ¿Cuándo una relación de dos pasa a ser algo de lo que hay que hablar abiertamente?

No me digáis cuando hay exclusividad, porque eso es una santa chorrada. La chorrada más descomunal del mundo teniendo en cuenta agendas, disponibilidades, horarios y mercado de la carne. Seamos serios. Hay gente que sin quererlo va a tener exclusividad porque no se va a comer un rosco más allá de lo que ya tiene. Por muchas ganas que le pongan.

Algunas personas afirman que una relación se vuelve seria cuando los dos publican una foto de perfil con el otro en Facebook. Otros dicen cuando te vas a vivir junto a la otra persona o os casáis. He oído que hay gente que dice que se vuelve seria cuando empezáis a tiraros pedos el uno delante del otro, y usáis el baño con la puerta abierta. Incluso llegué a conocer a personas que decían que es cuando conoces a tus suegros, o estos se quedan a dormir en tu casa. NADA.

Mi teoría es que una relación se vuelve seria cuando a los dos os apetece. Cuando los dos estáis preparados y hacéis mentalmente un cambio de chip.

Es como cuando viene la regla, que no lo notas mucho, pero ahí viene y lo cambia todo.

Es un cambio mental que no requiere ni mucho ni poco esfuerzo porque, ¿sabes qué? No depende sólo de ti. Y si. Es imposible que dos miembros de una pareja vayan al mismo ritmo, no conozco a ninguna, pero ahí está la gracia. El truco está en adaptarse y dejar que fluya. Disfrutar del momento.