Fruta, príncipes y el calor infernal

La semana pasada, los chicos de Decofruta me mandaron una cesta de fruta fresca con chocolate para ayudar a pasar este horrible calor que está azotando Barcelona. Son unos ramos de fruta. Si, entre un ramo de flores y una cesta de fruta dispuesta a ser devorada. Aunque yo, por pedir, me hubiese comido esta … seguir leyendo