Vuelvo de vacaciones con las pilas cargadas

benvenidos

¡¡Holaaa!!

¿Me habéis echado de menos?

Yo un poquito, pero es que necesitaba unas semanas de relax del blog para volver con más ganas que nunca.

He tenido algunos cambios estas últimas semanas en mi vida, y por eso voy a tener más tiempo que nunca. Tiempo al que voy a dedicar para trabajar mucho en un montón de cosas nuevas que están saliendo (y que ya os contaré a su debido tiempo), a conocer gente, y salir a descubrir Madrid.

Os podría hacer una lista de sitios acojonantes que he descubierto por Madrid estos últimos días, como el café manuela, el restaurante Lamucca, o una plaza donde la gente se sienta en el suelo porque no hay bancos (y además van demasiado borrachos para encontrarlos). A ver si me da tiempo y lo grabo en vídeo…

¿Os acordáis del artículo que escribí el año pasado? Pues solo conservo de este un piso en Madrid y una ciudad por descubrir. Nada más. Y esta sensación tan «budista» me hace sentir más feliz que nunca, porque sé que no estoy sola, que tengo a un montón de gente que me apoya, que me quiere y a la que adoro más que a nadie.

¡Empezamos!

AUDIO:
Canciones de amor desesperadas.Spotify

Comprar un taburete en IKEA

taburete ikea ginatonic

Se me metió en la cabeza que quería un taburete y ni los mails desesperados de Jose mostrándome otras opciones más asequibles no pudieron contra mi fuerza consumista.

Me metí en el coche, y después de tragarme el atasco de la salida del centro pude llegar a uno de los 3 IKEA’s de Madrid.

Normalmente, al aparcar te das cuenta que eso es como Disneylandia: La atracción empieza antes incluso de haber montado, así que ves a mujeres cargando armarios, padres llenando furgonetas mientras su señora sujeta ese pequeño cactus, jóvenes recién emancipados, pijas que no quieren ser descubiertas comprando en una tienda tan vulgar y niños dando por culo con los carros. Pura diversión.

Tu entras y te ofrecen, una bolsa amarilla enorme, un catálogo, un metro, un papelito para apuntar y un lápiz.

Subes las escaleras y delante hay un montón de saloncitos ya montados con muy buen gusto. Los hay para gente más conservadora, algunos chillones con un sofá amarillo y algunos con un sofá feo e incómodo. Es su nuevo modelo de negocio: Hacemos cosas feas y poco prácticas para gente asocial.

Pasas corriendo, y llegas a sofás, mesas, sillas… Y allí hay mil y un taburetes. Algunos no están en la web y otros estaban en la web y aquí no hay ni rastro. Malditos mentirosos.

En un rincón está mi taburete esperando a que lo recoja. Hay dos. Pues pillo los dos… Total, en mi casa vivimos dos y seguro que terminaremos peleando por el taburete. Esos pies en alto, ese mueble para poner la cocacola, esa escalera improvisada para colgar un cuadro… Si, me llevo dos.

Error.

Jose me mira mal.

– ¿Dos? ¿Para qué queremos dos?
– ¿Tu no querrás taburete, entonces?
– Lo miro con ojos de Bambi.
– La que quería venir a comprar un taburete eres tu. ¿Dos taburetes para qué?
– Ñiiii… (ojitos de Bambi aumentando exponencialmente).
– Vale. Dos taburetes.

¡Bien!

Jose coje los taburetes con las dos manos y me dice: «Vale, a la salida.».

Pasamos por el restaurante y no nos apetece un perrito caliente, ni unas albóndigas, ni unos macarrones con tomate. Es raro, algunas veces hasta bebemos café. Por suerte los baños están cerca.

Justo después bajamos escaleras hasta la planta que yo llamo «las cositas que nunca necesitas, pero que siempre terminas comprando».

Lámparas, cubiertos, fundas de nórdico, plantas, vasos… Siempre termino cogiendo algo, por ejemplo:

– ¡Mira miraaa! Un cactus por un euro.
– ¡Ooooh! ¡Mira qué vasos rojos con topos violetas más bonitos!
– ¿Necesitamos lámparas? Da igual, póngame dos.

Llegamos a caja después de pasar por el almacén y no coger nada (los taburetes los llevábamos de antes) nos damos cuenta que hemos pillado los de exposición. Mierda. Miramos dónde están y nos vamos al pasillo 3, sección 15, a buscar los malditos taburetes.

Levantamos miles de cartones, buscamos y después de comprobar la referencia, pillamos los dos taburetes y en ese momento se me ocurre: «¡Ya sé! Vamos a comprar un pequeño jarrón para el recibidor.»

Jose me mira con ojos de furia espartana antes del combate.

Vale, no hay jarrón.

Pagamos los dos taburetes, pero no de cualquier manera, sino en esa caja en la que tu te lo haces todo menos cobrar… EING? Si. Lo llaman caja rápida, pero como pilles a una señora que no sepa usar su tarjeta de crédito…

Nada, taburetes en el maletero y a casa.

PD: ¿A la hora de cenar adivináis dónde puso Jose su cocacola? Si, en el taburete que él no quería.

AUDIO:
Cesk Freixas – Dies i nits d’amor i de guerra.Spotify
Julieta Venegas – Amores Platónicos.Spotify
Miguel Bosé – Estuve a punto de…Spotify

LISTAS:
Música de Infometeo.Spotify

El New York Burger de Madrid

hamburguesa

Para el cumpleaños de Elvira, una amiguita que vive en Madrid, le organizamos una fiesta sorpresa y nos fuimos a cenar a una hamburguesería en Madrid que se llama New York Burger.

Éramos 8, y por suerte teníamos reserva, que sino no nos hubiésemos sentado ni en mil años. Allí se vacía una mesa, y al segundo ya hay gente para llenarla.

Tardaron muy poco en atendernos, pero creo que la camarera se hizo la «picha un lío«.

Un montón de entrantes que nos partimos entre todos y no sobró nada. Las alitas de pollo un poco escasas, pero los palitos de mozarella estaban RIQUÍSIMOS, al igual que las patatas o los aros de cebolla. ¿No os encantan los aros de cebolla «de verdad»? Los que tienen cebolla y no esa pasta asquerosa.

Y llegaron todas las hamburguesas. Los chicos se pidieron las más grandes (y luego alguno no pudo terminársela) y las chicas nos conformamos con las medianas. Las pequeñas son enanitas, demasiado para mi gusto.

¿Cómo lo se si no me la pedí?

Pues porque es lo primero que me trajeron. Acertaron 7 hamburguesas de 8, y la mía fallaron. Era pequeña.

Me la cambiaron, y volvieron a traerla. Otra vez mal. Esta vez tenía el tamaño correcto pero estaba tan hecha que era como comerse un zapato.

¿Tan complicado era traer una hamburguesa con mozarela mediana poco hecha?

Así que le dije a Jose: NO VOLVEMOS MÁ….

Pero antes de que pudiera terminar la frase vino el dueño del restaurante a preguntarme qué me pasaba. Le conté que era la segunda vez que me traían la hamburguesa mal, y que aunque entendía que tenían mucha gente, yo llevaba 40 minutos esperando mi hamburguesa desde que la había pedido.

El señor lo entendió perfectamente, asumió su error y me dijo que la hamburguesa iba por cuenta de la casa.

Pim Pam Pum.

Así da gusto ir a cenar a sitios.

De verdad, hace tiempo que no encuentro un sitio con un servicio tan bueno, donde los camareros son tan amables, donde el dueño pasa mesa por mesa a preguntar si todo está bien o si falta algo. Porque no solo lo hizo conmigo por decir que no volvería, sino que lo iba haciendo con todas las mesas.

¡ASÍ SI!

¿Y qué tengo que decir de la comida? ESPECTACULAR.

Unas hamburguesas alucinantes, sabrosísimas y perfectamente cocinadas al gusto. Hay muchos más tipos que en el Alfredo’s y la calidad de la carne es como mínimo igual. Y yo soy muy tiquismiquis, que el Home Burger no me gusta.

Aunque al principio, la impresión fue nefasta, la comida y el servicio lo arreglaron todo. De verdad, y no he cobrado ni voy a cobrar por este post. Es totalmente gratuito, porque me trataron tan bien, y tienen un brownie con helado de vainilla tan espectacular, que tenía que hacer este post. Soy puro regalo del cielo 🙂

Eso si, la única queja? Que los cuadros se los curren más. Han impreso unas imágenes que sacaron del Google Imagenes con unos píxeles como garbanzos 😛

INFORMACIÓN DEL SITIO
Calle del General Yagüe 5, Madrid
11870

AUDIO:
Rihanna – Take a Bow.Spotify
Els Amics de les Arts – Jean Luc.Spotify
Lantana – Jo, Qué frío.Spotify
Mika – We are Golden.Spotify
Don Omar – Diva Virtual
Calle 13 – Tango del Pecado.Spotify < <-- Dedicado a Generació Digital.

Ya están estos catalanes…

congelada en el hielo en catalunya

…tocando las narices.

Estaba yo en rehabilitación en Madrid tranquilamente con mis ejercicios cuando, esa señora que siempre viene con el moño muy alto y estirado suelta por la boca:

– «Ya están estos catalanes acaparando los medios por 4 copos de nieve»

Mientras al lado, los 4 borregos le daban la razón, mi ira salió por mi boca con las palabras más amables que pude encontrar:

– «Mujer, es que no fueron 4 copos…»

Esa «mujer» me miró con malos ojos, y proseguí.

– «Se ve, que no hubo acceso a la ciudad, las calles estaban cortadas, no funcionaban ni los trenes, ni los autobuses ni los metros. Creo que no fueron 4 copos, y si lo eran, tampoco es que estuvieran muy acostumbrados a que nevase. Es como si nevase en Sevilla o Cádiz».

– «Pero pudieron preverlo»

– «No es la primera vez que dicen que nieva, y que simplemente pinta un poco de blanco el Tibidabo. Se pensaban que no llegaría a la capital, y en cambio se formó un caos enorme.»

Lo mejor de la conversación fue la declaración siguiente:

– «Pero yo, que vivo en Atocha, en mi calle echan sal cuando nieva»

¿Es o no es la mejor frase para explicar lo que pasa en Catalunya que habéis oído nunca?

– «Ajam… Pero en Madrid es más normal que nieve. Habría que ver cómo está de bien preparada la ciudad por un huracán o unas inundaciones. Imagínese los túneles, la Castellana, Gran Vía, sin circulación, sin transporte público, sin accesos ni salidas de la ciudad».

Y entonces vino la fatídica frase:

– «Tu eres catalana, ¿verdad?»

CHAN CHAAAAAN!!! Got it!!

– «Si. Pero vivo aquí y para mi, las nevadas de estos inviernos en Madrid fueron algo mágico«

– «Ya, pero seguro que ahora no les pillan desprevenidos y se van a comprar el último modelo en quitanieves».

Aquí pensé: Claro, llamaremos a Mr Quitanieves y le construiremos un palacio de oro y marfil. Así que proseguí:

– «Eso depende. Por ejemplo, si vienen olas violentas que se llevan la arena, Barcelona tiene máquinas para echar arena y un protocolo. El protocolo de neucat debe ser un chiste. Los quitanieves que hay no podían pasar porque estaban los coches atravesados en medio de la calzada. ¡Si incluso el ejército tuvo que ayudar a los bomberos! No creo que fueran cuatro copos…»

Y en ese momento caí en la cuenta, que utilizando el catalán más simpático y carismático, podía funcionar:

– ¡Incluso Buenafuente canceló su programa!»

A la señora se le abrieron los ojos, y en ese momento bajó las orejas y dijo emocionada:

– Es verdad. Yo soy muy fan de «buenasfuentes» y siempre veo su programa, ¡y ese era repetido!

– «¿Lo ve? Claro que si Buenafuente quiere ir a plató, vendría hasta el helicóptero del Rey a buscarlo, pero es que movilizar a público y técnicos en un día así, es complicado»

– No, no, si es verdad… Bla, bla bla… (aquí la mujer empezó a divagar sobre lo mucho que es fan de «Buenasfuentes»)

Si, sé que hago mal intentando «evangelizar» a los que nos meten a todos en el mismo saco, pero es que no puedo. Me quema por dentro cuando oigo cosas que no me gustan, cuando insultan a los míos.

Sé que yo no viví la nevada en Barcelona, pero mis amigos si que lo vivieron y me lo contaron.

Algunos no pudieron salir de Barcelona y tuvieron que quedarse a dormir en un hostal, otros ofrecieron sus casas para los que no encontraron alojamiento, otros se quedaron 4 horas encerrados en el metro, otros ofrecieron la gasóleo a los hospitales para que no se quedaran sin suministro eléctrico, los que echaron potasa con sus tractores… Esos son los que acaparan la prensa, y me alegro.

Seamos sinceros: hay gente que a día de hoy sigue sin luz ni teléfono en algunas ciudades y pueblos, ¿eso no es interesante para la prensa? ¿explicar eso es acaparar los medios? La gente no se queja de la nevada, la gente se queja de que nadie quiere coger las responsabilidades y no estuvieron suficientemente preparados. Es verdad. Pero es como si nos explican que un tornado llega a Madrid y termina colapsando la ciudad. Una gran ciudad colapsada y en un completo caos es más noticia que el vestido de Demi Moore en los Oscar dos días más tarde, ¿no? No es que los catalanes esto, o los catalanes lo otro. Es que nevó mucho. Si nieva igual en Sevilla y se hunde ese puente que les separa de Triana, se va a armar gorda. Pues lo mismo.

Y no es que Barcelona sea más importante que el escote de Demi Moore (por favor), pero sus problemas afectan a la vida de más personas (creo).
Girona se ha llevado la peor parte.

Es verdad que en Burgos cuando nieva, nieva de verdad, pero no me gustaría ver la bonita ciudad de Burgos a 45ºC y con los abuelitos cayendo del calor y sus mandatarios repartiendo 100 abanicos entre todos para repartirse para paliar el calor, los trasportes públicos derritiéndose, el asfalto quemando las ruedas de los coches y gente sin electricidad ni teléfono. Es el equivalente a lo que ha pasado en Barcelona.

PD: A mi también me gusta Buenafuente, y si quiere le dejo mi helicóptero para ir al plató. Los peajes corren por mi cuenta.

AUDIO:
SFDK – S.e.v.i.l.l.a.Spotify
Imogen Heap – Hide and Seek.Spotify
Brams – Som a Girona.Spotify
María Villaón – La Lluvia.Spotify

LISTA:
Nieva y a nadie le importa.Spotify <- Hay hasta canciones en Català, ¿os atrevéis? Bueno, también tenéis a Coldplay.

Nieva en Madrid (felices fiestas)

La verdad es que la gente que vive en Madrid miente. Me dijeron el año pasado que la nevada que cayó era algo extraordinario. JA! Y UN CUERNO DE BURRO! Sino no me explico porque está cayendo esta nevada impresionante en Madrid 10 meses después.

Ah, será que no era tan extraordinario.

Nada, que con este vídeo os deseo una muy feliz navidad, felices fiestas, feliz año nuevo, feliz día del ornitorinco navideño y demás 🙂 Pienso volver con un montón de contenido nuevo y con mucha más fuerza. ¡Os amo!

Vuelvo el 10 de Enero con nuevos posts, pero mientrastanto siempre os quedará mi Twitter, mi Facebook, Videosfrombarcelona o Ginàpolis.

Have fun!!

AUDIO NAVIDEÑO:
Michael Bublé – Let it Snow.Spotify
Ella Fitxgerald – Let it Snow.Spotify

AUDIO PARA LOS QUE ODIAN LA NAVIDAD Y QUIEREN MÚSICA SIN TEMÁTICA:
Inspira – Cova Placenta.Spotify
Els Pets – Estúpidament Feliç.Spotify
Albert Pla – Juerga Catalana.Spotify
Los Rodriguez – Sin Documentos.Spotify
SFDK – 2005.0.Spotify

ALBUM:
Christmas by pisito
Top 2009 de Spotify

Y por último, la canciçon que quería hacer en playback pero que no he tenido el valor de hacer:
Bianca Ryan – Why it could be Christmas Everyday? mp3 Es la niña de este vídeo. Brutal.