Proyectos de futuro en cabezas inquietas

salto al vacío

Nunca estoy parada.

Mi cabeza no para de funcionar al 1000% incluso cuando duermo, y últimamente podría comparar mi actividad cerebral a un paquete de palomitas en el microondas: A veces salen ideas disparadas que no puedo controlar de mi cabeza. Tengo la creatividad a flor de piel, y un leve contacto con alguien interesante y podría volver a inventar la rueda. Aunque a veces esta rueda no sea auto-suficiente y rentable. La mayoría de proyectos que salen de mi cabeza no están hechos para ganar dinero sino para hacer el mundo un poco mejor y remover consciencias sociales y motivar nuestro intelecto.

Para ganar dinero ya tengo otros proyectos audiovisuales (y no audiovisuales) con los que voy sobreviviendo y me encantan, pero hay cosas en esta vida más importantes que el dinero.

Tengo en mente un documental. Los documentales no dan dinero. Si quisiera dinero vendería armas o traficaría con blancas o drogas duras. ESO da dinero.

Otros me dicen que lo hago para ser famosa. Si quisiera ser famosa me follaría a un torero o un futbolista. No es muy difícil con lo salidos que van algunos. Incluso podría desnudarme para conocidas revistas. Pero no es mi rollo ni ser famosa es lo que pretendo.

Muchos dicen que hago cosas porque me aburro. Pues claro. Me aburro como todos a veces, pero si trabajo 7 días a la semana no es porque me aburra, sino porque me apetece hacer cosas y no me gusta estar parada.

¿Qué falta en este mundo? ¿Cómo puedo solucionar algún problema social a través de los conocimientos y las herramientas que tengo a mi alrededor? ¿Me interesa lo que me viene a la mente? ¿Tengo el tiempo para empezarlo y no dejarlo a la mitad? Son algunas de las preguntas que os deberían venir a la mente.

Y ahora, ¿hay algo en lo que pueda yo, como Gina Tost, ayudarte a realizar? Pide por esa boquita, porque cuando yo necesite un guionista, un cámara, un montador, un realizador o un maquetador web, voy a ir a buscarte a ti para subirte a la aventura.

AUDIO:
Shakira – Sale el sol.Spotify

Tener muchos amigos en Facebook

He tenido que hacer este vídeo porque no tenía más remedio.

Juro que yo no tengo la culpa de que estéis varios a la espera de una aceptación en la solicitud de amistad en Facebook.

Una vez llegas a 5.000 páginas y amigos, Facebook no te permite solicitar amistad a nadie más ni agregarte a ningún otro fansite, pero en cambio, tus amigo pueden seguir solicitando amistad en tu perfil (aunque la respuesta siempre tendrá que ser negativa).

Simplemente te sale un pop-up en el que se te dice que estás en el límite de amigos.

Muchos eran los rumores que decían que al llegar a 5.000 se te aumentaba el límite de amigos, o que te convertías automáticamente en página. Y UN CHURRO. Aquí lo único que pasa cuando llegar al límite es que se te termina el juego: GAME OVER.

Me parecía un poco injusto por todos los que intentaban acceder, así que he decidido pasar toda la información a esta página y como allí no hay límite, estaremos todos más anchos 🙂

Personalmente me parece que he caído muy bajo al sucumbir a las reglas de Facebook. No me gusta la gente que es administradora de su propia página en Facebook y que encima te invita cientos de veces al día a que te hagas fan de él o ella. No me gusta que lo hagan cuando tienen un perfil vacío. Pero si las reglas del juego son así, y en un perfil no entran más personas, habrá que jugar a su juego y usar las páginas.

Claro que si el rollo de pertenecer a la página de una persona no te gusta, siempre te quedará Twitter. Allí cuento muchas cosas 😛

AUDIO:
Meat Loaf – Definitive Collection.Spotify

Os he tenido abandonados

gina perdon

Antes de seguir con el artículo quisiera pedir perdón a todos los lectores habituales de este blog: Los que lo seguís por feed o los que entráis a diario para saber qué hay nuevo en el blog. A todos vosotros.

La razón por la cual pido perdón es porque os he tenido un poco abandonados.

Hechos recientes han hecho que tenga menos tiempo para dedicarme a coger una cámara o disponer de tiempo para dibujar alguna tontería con mi Wacom para el blog. La Wacom la he cogido, pero para ilustrar mi tercer libro de ajedrez para niños, pero no para ilustrar nada nuevo para el blog. Y eso no es nada, porque creo que en breve van a pedir el cuarto.

Además, un día que una amiga mía estaba ociosa me pasó el anuncio de un casting para un anuncio de televisión y me han cogido. Si. Algo que en principio era un pequeño cachondeo, se ha convertido en algo real que en breve vais a ver en televisión.

Lo anuncié primero (y hasta ahora únicamente) en el grupo de Facebook.

Y hablando de Facebook: He llegado a las 5.000 personas (que no amigos), y no me deja agregar a más. Por lo que por eso me he hecho administradora de mi propio fansite en Facebook. Algo que hasta el momento era ridículo dada mi poca popularidad (y esperad a que salga el anuncio, que va a caer en picado).

Os invito a ser fans a los que no estéis entre los 5.000. No puedo agregar a más ni puedo hacer nada más. Espero que como mínimo, todo lo que publique os sirva de consuelo 🙂 ¡Es material inédito!

Pero aunque os acabo de pedir mil veces disculpas, mis perdones no terminan aquí.

Sigo sin tener mucho tiempo para el blog ahora mismo, y aunque estoy intentando cada día sacar un poco de tiempo, nunca es suficiente. Espero que esta racha termine en breve.

AUDIO:
Para los cotillas de Spotify.Spotify

Posts patrocinados, una idea del pasado

influencer en social media

¿Qué es ser un influencer? Un puto coñazo.

Ya está, ya lo he dicho.

¿De qué te sirve ser famoso en la red si luego llegas a un restaurante en El Mundo Real y no tienes la mejor mesa del local?

Si, puede ser muy chulo tener fans en tu grupo de fans de Facebook (ahora llamados «Me gusta»), pero eso no te da derecho a ningún privilegio (ni siquiera a cenar con Sergey Brin), al contrario, te exige un deber mucho más grande: Tienes que actualizar el blog, tener perfiles en todas las redes sociales, aceptar a todo el mundo como amigo, estar al día de todo lo que pasa, conocer a otros gurús, ir a eventos…

Y lo peor de todo: Recibir cientos de correos electrónicos, mensajes privados en Facebook, mensajes directos y replies en Twitter a los que te ves obligado a responder diariamente si no quieres que luego te llamen «maleducado» o «diva«.

Muchos (la gran mayoría) de esos mensajes son de empresas que quieren que pruebes su producto, cosa que estoy completamente a favor de esa práctica (por mucho que te termines saturando, no es su culpa), pero hace relativamente poco me ha llegado otra modalidad.

Hace unas semanas, las empresas me contactan para que ponga tweets, estados en Facebook acerca de su producto o para que la gente siga en Twitter o Facebook a su «celebrity«.

¿A alguien más le ha pasado?

¿Soy la única pringada a la que se atreven a proponerselo?

Me da bastante cosa, porque una cosa en el blog, en el que puedes explicarte ampliamente: «Este es un post patrocinado, me han mandado este cubo de madera para que hable sobre él…»

Y otra muy diferente son los escasos 140 caracteres de Twitter o el carácter más personal de mi perfil de Facebook que no permite explicar la historia completa.

Así como mi blog es mío y me lo follo cuando quiero, mi Twitter y mi Facebook son míos y quien quiera meter la mano, que se lo curre un poco.

AUDIO:
Tenacious D – Tribute.Spotify

ALBUM:
Bloodhound Gang – Hooray For Boobies.Spotify

Cómo tratar a los bloggers en Social Media

social media optimization

Mi blog es de carácter personal, por lo que las marcas raramente se interesan por mi. Mi temática es muy diversa y mi objetivo no es ganar dinero con el blog es dominar el mundo, como vosotros ya sabéis, sino que es escribir sobre lo que me apetece.

En la blogosfera, podemos diferenciar dos tipos de blogs:
– Los que tienen un blog esperando ganar dinero y contactan con marcas a diario para publicar sus notas de prensa con un poco más de SEO.
– Y los que escriben sobre lo que les apetece. Da igual el Adsense, el dinero, el SEO o las visitas.

Aunque por hoy haré una excepción y escribiré un pequeño post sobre «Protocolo para contactar con bloggers que con su blog no se dedican a ganar dinero». Porque aunque parece que no, nosotros también tenemos nuestro corazoncito y merecemos cierto respeto cuando se contacta con nosotros.

No somos una agencia de medios. No somos un periódico. No somos una red de blogs. Somos nuestro blog.

Para empezar, hay que entender que este tipo de blogs son personales en todos los sentidos. Además de tener un contenido «diferente», también el blog es como «el hijo», por lo que está prohibido antes de empezar:

– Antes de nada: No impongas que escriban posts a cambio de productos o entradas o material de testing. Evidentemente que si le envias algo, va a escribir algo sobre ello, pero si tu producto no tiene nada de novedoso o diferente, o no llama la atención en nada: Ni lo intentes. Es muy difícil sacar un buen artículo de un producto como el papel higiénico o el humo.

– No te enfades si el blogger no quiere participar. Cada uno decide si le interesa el trato o no, y no pasa nada. Normalmente yo digo que si, pero a veces, cuando son cosas muy seguidas o de las que veo que no puedo sacarle un rendimiento real, paso. Incluso si mi agenda no me permite hacer nada a la altura, también paso.

– No impongas las opiniones de tus clientes en el post. Si al blogger no le gusta el producto, deja que lo diga. Va a darle todo el valor a tu producto y a su blog. Entiende que mentir como autor a unos lectores es comparable a lo que está haciendo la iglesia negando esos despropósitos. Bueno, no tanto… Pero casi. Es mucho mejor un post negativo y nueve de positivos, que diez de positivos. En el mercado, los clientes van a ser más crueles con el producto que los bloggers.

– No impongas que te enlacen. Es muy feo decir: Te mando este cubo de madera, pero en el post debes enlazar al Twitter, a la web, al blog y al Facebook de la marca. Feo. Muy feo. Lo que puedes hacer es sugerir, dar información, adjuntar fotografías, la nota de prensa… Todo lo que el autor necesite para redactar un buen artículo con mucha información.

– No impongas fechas de publicación. No todos los blogs publican diariamente, sino que algunos lo hacen semanalmente, por lo que ten paciencia. Algunos posts están programados, por lo que dos semanas es un tiempo aceptable. Si no nos apetece escribir, puede que hagamos algo muy malo y cuando te toque enseñárselo al cliente empiece a vomitar por los ojos. No es agradable.

– Algunos bloggers te pedirán dinero a la hora de publicar. Tu haz lo que te diga tu presupuesto aprobado por el cliente… ¿Mi consejo? El valor del post pierde valor como más alto se pague en metálico ese artículo, pues muchas veces no se hacen las cosas por el gusto de escribir, sino por la cifra que se percibe como blogger. Ya sabes… Tu mismo. (Hablo de blogs personales, no profesionales, que nadie se me eche encima por decir eso).

Una vez publicado el post, lo que no debes hacer:

– Pedir datos estadísticos de las impresiones, visitas, comentarios… al blogger. ¿Tú quién te piensas que eres? Pedir esos datos, para muchos autores, es como pedir las medidas o la edad a una mujer, así que ten cuidado. Se considera de mala educación pedir esos datos. Es algo íntimo y privado para muchos bloggers que puede dañar el orgullo y el ego. Cuidadín.

– Pedir cambios o correcciones del texto. Cuando tu viste su blog y contactaste con él ya sabías cuál era su estilo y su manera de hacer. Ahora no vengas con cambios de última hora… A no ser que sea ABSOLUTAMENTE imprescindible.

– Mandarle al mismo blogger otra campaña en poco tiempo. Espera al menos 3 meses antes de volver a contactar con él para hacer algo similar. ¿Cuantas agencias puede haber en este país? ¿Cuantas campañas hacen todas las marcas con bloggers? Claro que son muy baratas para el cliente, pero los blogs son de los bloggers, no de las marcas. Claro, que también depende del blogger, y si él te pide más caña, ¡tu dásela!

Espero que con estos pocos puntos no deis por sentado que sabéis tratar con bloggers… Son gente muy rara y cada uno es un mundo.

El truco está en tratarlos igual que te gustaría que te trataran a ti.

AUDIO:
Britney Spears – Mona Lisa.Spotify
McFly – Don’t Stop Me Now.Spotify

ALBUM
A little night music.Spotify