Pedos 2.0

cubata

No me refiero a las flatulencias, gases o similares. Me refiero a las borracheras que los usuarios de Internet cogemos por las noches con los amigos debido a una cena de negocios (o simplemente un pedo porque si, no hay que ser tan estirado), y luego, al llegar a casa, nos conectamos y micro-blogeamos o posteamos lo primero que nos pasa por la cabeza con ese estado de embriaguez.

Nunca una reputación estuvo manchada tan rápidamente a esas horas de la madrugada desde la implantación de Internet. Todo el mundo sabe que Internet cambió algo dentro de nosotros, pero nunca pensamos que fuese también eso.

Recuerdo estar viendo sola Studio 60 un viernes por la noche (planazo donde los haya) en el ordenador, cuando Twitter me dio el aviso de un nuevo twitt de un amigo que decía así:

«Que guapa la zorra de la discoteca que esta durmiendo en mi cama»

O algo así. No diré quién, pero seguro que el que lo lea se dará por aludido. Y también sé que se puso igual de colorado la mañana siguiente de escribir esta frase.

¿Quién decía que Internet era todo ventaja?

AUDIO: Rihanna – Hate that I love You