Regalos para los solteros y los casados en San Valentín y CONCURSO!

regalo

En menos de 15 días es San Valentín, y aunque yo soy 100% más de Sant Jordi, me veo obligada a recomendar qué podéis hacer para que ese día no sea un auténtico muermazo estéis en la situación en la que estéis.

Por eso os propongo un par de ideas para regalar cuando os apetezca. Ya estéis casados, solteros o simplemente no pongáis etiquetas a lo vuestro:

Para los amantes:
Acaba de salir del horno de LELO, el Tor 2 es un anillo vibrador verde mate, un poco grande, pero bastante cómodo para, dicen, disfrutar en pareja. ¿Para qué sirve? Para lo que imagináis. ¿Cómo se usa? Como os dé la real gana. No hay libro de instrucciones para usarlo. Es lo mejor de todo, que puedes hacer lo que te de la gana con él.

Para los solteros:
Para qué ahogar las penas en alcohol si las puedes ahogar en dulces? En Lolita Bakery en Barcelona o Happy Day en Madrid, para darte el caprichazo del siglo: Una caja llena de Red Velvet Cupcakes. No te arrepentirás.

Para los besables:
El Kiss Messenger es un aparatito (de broma) que… bueno… es mejor ver el vídeo en el enlace.

Para los que son «como yo»:
Un sable láser. Yo lo pido cada año, por si cae, pero creo que al final me lo compraré yo misma harta de esperar a que llegue.

Para los cultos:
No quiero que regaléis lo último de Federico Moccia, que me parece un cursi retorcido. Quiero que regaléis clásicos de la literatura. En cualquier idioma. ¿Por qué no El Principito en inglés? ¿Tolstoi? ¿Por qué no? Vale. Porque no sois una panda de gafapastas. Estamos de acuerdo. Pero sin son clásicos es porque molan. ¡Además hay clásicos modernos! Yo os recomiendo que busquéis a Bukowski, que es un marrano americano, que para estas fechas viene bien entrar en calor con su literatura decadente. O David Foster Wallace, que marcó una tendencia a la hora de narrar. O alguien de aquí, como Jordi Sierra i Fabra o Jordi Graupera, que son amigos y siempre viene bien que cobren.

Al final, todo es una excusa para que, después de Navidad, tengamos lo que el gordito vestido de rojo o los tres monárquicos esos no nos hayan regalado. Yo ya he hecho mi lista ^_^

Por cierto, hay concurso!

Entre todos los que me escribáis aquí abajo en los comentarios del blog CUÁL ES VUESTRO REGALO IDEAL PARA EL 14 DE FEBRERO regalo a la mejor respuesta UN ANILLO VIBRADOR TOR II DE LELO. Dicen, el más potente, recargable y resistente al agua. Y tengo que decir, que a parte de fantástico para lo que está diseñado, es muy bonito.

Tenéis tiempo hasta el 10 de Febrero. Yo me pondré en contacto con el ganador o ganadora para enviarle su premio, así que aseguraos de poner bien la dirección de correo electrónico cuando comentéis.

¡CERRADO!

LA GANADORA ES CARLA G. FELICIDADES!

AUDIO:
Clem Snide – I love the Unknown.Spotify

Me enamoré

corazon de melon

Me enamoré de su manera de tocar la batería del Guitar Hero. No la del Rock Band, que dice que el nivel fácil es demasiado fácil y el difícil demasiado difícil.

Me enamoré de la manera en la que hablaba en vasco. Cómo «asko maite zaitut» salía entre sus labios. Aprendí a comunicarme en su idioma solo observando sus conversaciones telefónicas con la familia.

Me enamoré del desayuno que me preparó ese día que fuimos a pasear por Gracia. ¿O era Lavapiés?

Me enamoré de su manera de pedirme que me fuera con él a tomar una copa de cava en cualquier parte. Él llevo la botella y dos copas de cristal. La gente nos miraba raro y a mi me inspira ser diferente.

Me enamoré de cómo pidió perdón por llevar la barba un poco más larga de lo normal y pensar que podría irritarme al piel al besarme. Él no sabía que nada me gustaría más que llevar una marca de sus besos en mi piel.

Quise probar sus guisantes con wasabi, pero después de morir ahogada por el sabor, solamente quise probar sus ensaladas de canónigos y queso azul.

Dice que está obsesionado por la comida, pero se alimenta de kebabs y cocacola. Puede que su obsesión sea la mezcla cultural y su objetivo hermanar culturas gastronómicas.

Me enamoré de su manera de desabrocharme el sujetador con una mano mientras me susurraba al oído que la primera vez que se lo desabrochas a una mujer marca para siempre vuestra relación. Él no quiere ser «el que no supo desabrocharlo en la primera cita». Por suerte para mi, él es el ninja de la ropa interior femenina.

Me enamoré al montar mi cama de Ikea con él, tumbarnos y hablar de lo pornográficos que son algunos detalles del interiorismo de las películas americanas. Después de dos semanas contigo, tengo muchos más referentes y podría hacerme la interesante.

Me enamoré de cómo me contaste que huiste de tu ciudad para alejarte de una mujer para caer en manos de otra. Y que cómo la vida puede sorprenderte como una telenovela de lunes a mediodía.

Y sobretodo, me enamoré de tu mensaje en Facebook. Esa broma interna que solamente conocemos tú y yo.

PD: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia… o no, puede que la realidad supere la ficción. Y sino, ya sabéis lo que dicen: «mucho lerele y poco larala».

AUDIO:
Sex and the City.Spotify
Sex and the City 2.Spotify

El que se las lleva todas

ligones

En todo grupo de amigos, siempre hay uno que es más guapo. Bueno, puede ser que todos sean igual de feos, pero la estadística nos dice que uno de cada diez chicos se lleva a las guapas, y es ese al que todos los hombres envidian: El que se lleva las chicas guapas de cualquier sitio y situación.

En los bares.
Él llega, y no sabes ni cómo, la chica más guapa del local ya se ha acercado para pedirle fuego.
Ahora que no se puede fumar en locales cerrados, le va a pedir directamente el teléfono y va a ser aun peor.
El resto de los amigos lo han intentado anteriormente, han usado la misma técnica, incluso han mostrado un billete de 20 euros a la «afortunada», o la han invitado a una bebida. No ha funcionado.
Tu amigo se la lleva sin mover un dedo.

En las fiestas.
Llegas a una fiesta privada, y la chica que abre la puerta y recoge los abrigos es extremadamente bella. Tiene el pelo corto, a lo garçon y unos ojos verdes hipnóticos.
Tu amigo la saluda con un hola efusivo mientras le entrega su cazadora de cuero. Notas que a ella se le eriza su pelo corto y sus ojos verdes se vuelven más intensos.
Ya está.
Ahora, por mucho que lo intentes, vas a ser el amigo del chico al que la portera de ojos verdes desea.

Por la calle.
Hablando de lo bien que se lo pasa uno matando zombies con el L4D2, un grupo de chicas pasa por vuestro lado, y mientras vosotros seguís hablando de los no-muertos, las chicas sonríen a tu amigo.
No sabes en qué momento él se ha girado y les ha pedido el correo electrónico, pero ahí está él. Y tú sigues pensando en hordas de monstruos que se te acercan. Te sientes desplazado.

Y es que tu amigo no es guapo, no es ni tan siquiera musculoso, ni tiene unos ojos verdes increíbles, pero las atrae como abejas a la miel. Y si que es verdad que es simpático (sino no sería tu amigo), pero no pueden tener tiempo de saberlo. Y llegado el momento te preguntas ¿Será el desodorante? Mañana le hueles para adivinarlo.

PD: Puede que tu seas el guapo de tu grupo y este texto te suene ligeramente. Enhorabuena. Ya has aprendido que la vida es cruel si estás en el lado menos favorecido.

Via

AUDIO:
Versiones Imposibles.Spotify

¿Dónde están los límites? (Parte 2)

silueta chico sexo

Un chico se ha ofrecido a hacer la segunda parte. La visión del chico del artículo que publiqué el lunes. Os dejo con su versión de los hechos:

Hace unos días conocí a una chica, había muy buen feeling entre nosotros. Se notaba que había una atracción física, algo que hacía que la tensión sexual creciera por momentos…

Decidí invitarla a casa a ver una película, era la excusa perfecta para poder estar con ella a solas, sin nadie alrededor, sin ruidos, con un ambiento cálido y un lugar donde podía dominar la situación.

Claro, había que relajar el ambiente, había que romper el hielo, una botella de vino y algo de chocolate eran los ingredientes perfectos.
Cuando entro por la puerta observe su cara de deseo, sus labios húmedos, su forma de tocarse el pelo y sus ojos brillantes, sabía que esa noche iba a ser diferente a otras.

Un sofá cómodo, la manta y el vino en un par de copas eran los detonantes para el contacto físico, sus miradas de reojo, su cara de «picarona» y la forma con que bebía el vino estaban haciendo que el acercamiento fuera más fácil.

Sin saber como estábamos fundiéndonos en un largo beso, las caricias venían por si solas, su piel se erizaba, su respiración era algo sofocada, su corazón latía al ritmo de los besos, ….

Sin darme cuenta empezó a desabrocharme los botones de la camisa, y esta acabo por los aires. Yo me sentí con el mismo derecho y me moría por un contacto físico cuerpo a cuerpo. Quería tocar sus pechos, quería hacer que suspirara de placer.

Nuestros cuerpos se movían con armonía, estábamos dando rienda suelta al placer.

Nuestros vaqueros hacían que nuestro sexo se deseará, hacían que sintiéramos lo que había debajo de ellos.
Ella quería más, quería ir más allá, deseaba algo que estaba escondido pero que ya había tocado. Empezó a liberarse de mis pantalones, tenía prisa por descubrir lo que había debajo de ellos. Yo me moría de ganas de que lo hiciera pero…

Sishhhhhhhhh!!! Un momento… Uno no es un hombre cualquiera y quiere que las cosas sean algo más especiales. Una no llega el primer día y…. Entiendo que soy irresistible, pero hoy no es el día, quizás sea mañana!

AUDIO:
Blondie – Call me.Spotify

Lo más erótico de la comida

cocina sexy erotico

Voy a hacer una declaración rotunda, y espero que ninguno de vosotros se atreva a llevarme la contraria: No hay nada más sexy que una mujer, o un hombre, con una sartén en la mano.

Ya está. Lo dije.

No es una declaración machista, ni feminista. Tampoco es una declaración de intenciones. Es lo que es: Una verdad como un templo. Aunque claro, puedes cambiar sartén por espumadera, lengua pastelera, cuchara de madera o cazuela de barro. No me importa. El tema está en que la habilidad en la cocina es erótica.

Esta manera de remover una sopa, de probar su punto de sal, de hacer subir un soufflé… La teórica dice que si se sabe mover en la cocina, el sujeto en cuestión sabrá moverse en la cama, y en vez de la sopa, la sal y el soufflé, será tu cuerpo, tu piel y tu pelo.

Pruébalo.

Invita a tu pareja a cenar, pero esta vez no vayáis a un restaurante. Aunque parezca mentira, cocina para tu pareja solamente con un delantal.

¿Te han dicho que las ostras, los higos y el queso francés es comida para subir el libido? No has visto nada aún.

Lo realmente erótico, es que una vez le hayas cocinado semidesnudo, presentes los platos de manera atractiva y en vez de usar cubiertos, uséis las manos y el cuerpo para comer. La comida, en contacto con la piel (sobretodo si es de tu amante) sabe mucho mejor.

Eso si, a parte de no cocinar un cocido madrileño o algo que no puedas sujetar con la punta de los dedos, no te olvides de las servilletas y la protección. Nunca sabes cómo podría saber el postre.

vía

AUDIO
She & Him – Why do you let me stay here.Spotify
Camera Obscura – French Navy.Spotify